El Cronista Comercial
MARTES 16/07/2019

BASF comercializará una semilla de algodón resistente al glifosato

Ya recibió la autorización de la Secretaría de Agroindustria. Forma parte de su incursión en el segmento, tras la compra de esta unidad a Bayer, en 2018

BASF comercializará una semilla de algodón resistente al glifosato

Lo había anunciado, primero, el secretario de Gobierno de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere. A los pocos días, lo confirmó la Secretaría de Alimentos y Bioeconomía, a través de la resolución 10/2019, publicada en el Boletín Oficial. La división Agro de la química BASF recibió la autorización oficial para comercializar una semilla de algodón resistente al glifosato y los herbicidas inhibidores de la HPPD (Iisoxaflutole y mesotrione, entre otros). Este evento es el primero para el que la empresa alemana recibe luz verde, tras su lanzamiento al negocio de las semillas, con la compra de esta unidad a Bayer en 2018.

Si bien el algodón GHB811 ya tiene el aval para comenzar a ser vendido a los productores, por el momento, no se prevé un lanzamiento oficial al mercado argentino en el corto plazo. Fuentes cercanas a la empresa le explicaron a El Cronista que, más allá de este dictamen, el proyecto, aún, se encuentra en una etapa inicial, por lo que, todavía, no se precisan montos de inversión y potencial impacto sobre la facturación de la división Agricultural Solutions.

No se trata del primer caso en el país de semilla de algodón resistente al glifosato. Desde 1996, se aprobaron cinco eventos relacionados con este cultivo. Pero sólo continúa activo uno, solicitado por Monsanto, en 2009. En Brasil, principal productor de la región y dentro del top-10 del mundo, este tipo de algodón genéticamente modificado ya había sido aprobado con anterioridad.

La Argentina es el segundo productor de fibras de algodón en América del Sur, sólo superado por Brasil, que, en 2018, produjo alrededor de 2,3 millones de toneladas métricas. De acuerdo con el último informe del sector realizado por la Secretaría de Agroindustria, la cosecha 2018/2019 finalizó con poco más de 396.000 hectáreas cultivadas, superando, de esta manera, las 318.000 de la temporada anterior.

El principal mercado del algodón argentino es Indonesia. El año pasado, se quedó con más de un cuarto (28%) del total de los envíos realizados. Cerró 2018 con más de 100.000 toneladas exportadas y representó un ingreso de u$s 159 millones, valor FOB. En cambio, la venta de semillas de algodón al exterior no configura un negocio en sí mismo. Según datos de la cartera comandada por Etchevehere, entre enero y septiembre de 2018, sólo se exportaron 42 toneladas y todas tuvieron un mismo destino: Paraguay.

En los últimos años, BASF incrementó su gasto en investigación y desarrollo (I+D) a nivel global, a pesar de que las cifras de ventas del sector agro reportaron una caída del 4% durante la primera mitad de 2018, según su último balance publicado. Durante el primer semestre del año pasado, el desembolso en I+D bajó un 2% en el holding. Sin embargo, aumentó en la misma proporción si solo se pone la lupa sobre el área dedicada al negocio agrícola y alcanzó los 243 millones de euros (27,7% del total).

La semilla, primero, fue desarrollada por Bayer, que, incluso, ya había recibido el permiso para realizar una liberación experimental en 2012. No obstante, debido al proceso de desinversión que la alemana tuvo que realizar por la compra de Monsanto, vendió una parte de su negocio de semillas y herbicidas no selectivos, entre los que se encontraba la unidad de algodón para América del Norte, del Sur y Europa. La operación se realizó por 7600 millones de euros y representó la incorporación de BASF al sector de semillas, por lo que renombró su área antes conocida como “Protección de Cultivos”.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo