El Cronista Comercial

Automotrices locales confían en Brasil para producir más este año

A pesar de la crisis de ventas en el mercado local, algunas terminales aseguran que prevén hasta 50% de crecimiento en sus fábricas. Aún así, en general proyectan el gran salto para 2021

Automotrices locales confían en Brasil para producir más este año

Tras cerrar 2019 con una caída en la producción de 32,5% y una baja de exportaciones de 16,7%, la industria automotriz intenta ser positiva para este año. Atado casi por completo a la recuperación de la economía brasileña y por lo tanto a su demanda de vehículos fabricados en la Argentina (ese país compra dos de cada tres unidades fabricadas en el país), las terminales apuestan a que en 2020 se produzcan más unidades, incluso hasta un 50% por encima de las que salieron de las plantas el año pasado en algún caso.

Según los datos de enero, las proyecciones comienzan a materializarse en números positivos. La asociación de terminales locales (Adefa) informó que el aumento en la producción nacional fue 39,7% superior al de ese mes de 2019. El año arrancó con 17,4% de mejora en las exportaciones, lo logró compensar y ganarle a la caída de 14,4% en el mercado doméstico.

La más optimista de las terminales hasta ahora fue Renault. Fuentes de la empresa aseguraron que planean que la producción en su planta cordobesa de Santa Isabel crezca más de 50%. Allí fabrican modelos como el Sandero, Stepway, Logan y Kangoo de los que llegarían a fabricar este año unas 50.000 unidades (en 2019 apenas fueron 32.000). Igualmente, la producción proyectada representa tan solo un tercio de lo que tienen capacidad de fabricar.

También en Córdoba pero en la localidad de Ferreyra, FCA planea un aumento de cerca de 30% en su producción de Cronos. El director general de FCA, Martín Zuppi, dijo que este año saldrán de la fábrica unos 42.000 vehículos, equivalentes al uso de un 50% de la capacidad instalada. En 2020, la previsión es producir unos 10.000 autos más que en 2019 siempre pensando en la exportación a Brasil, le dijo Zuppi a El Cronista.

En Córdoba también tracciona la nueva producción de Nissan. La marca japonesa es la única que ya fabrica la Frontier (alrededor de 10.000), una de las tres pick ups anunciadas por la alianza Nissan-Renault-Mercedes Benz que prometía sumar 70.000 camionetas "made in Argentina" al mercado. La Alaskan está demorada y la Clase X ya directamente fue dada de baja.

En Ford, este año la mejora llegaría de la mano de las exportaciones, el destino del 70% de la producción argentina. Con Brasil como estrella y con la Nueva Ranger "a pleno" se compensará la baja por dejar de producir el exitoso Focus. La firma termina un largo período de suspensiones y va a trabajar normalmente todos los días hábiles.

Una situación similar se registrará en Toyota este año, donde el piso de producción será el mismo que en 2019 pero esperan, según confiaron a este diario, en que Brasil empuje. El año pasado fabricaron 125.700 Hilux y SW 4, unas 101.000 fueron vendidas al exterior.

En Volkswagen se fabricaron menos de 50.000 vehículos el año pasado y sus responsables proyectan mantener la fábrica bonaerense de Pacheco en ese mismo nivel. Una situación similar a la que se registra en General Motors, que se encuentra en linea con el resto del sector.

El gran salto para la compañía de origen alemán llegaría en 2021, cuando se sume a la fabricación de la Amarok el nuevo modelo de SUV ya anunciado, conocido hasta ahora como el proyecto Tarek aunque desde la empresa aclararon que no llevará ese nombre. Altos directivos de la firma ratificaron la inversión de u$s 800 millones con la que se reacondicionó la planta frente al presidente Alberto Fernández en Berlín.

Para esta terminal la mejora también llegará de la mano de Brasil, pero aseguran también que influirá en los números finales el impacto que tendrán otros mercados como Colombia y Perú.