El Cronista Comercial

Advent junta otros u$s 2000 M para la región pero sólo buscará "oportunidades" en la Argentina

El nuevo fondo para América latina se focalizará, principalmente, en cuatro mercados: Brasil, México, Perú y Colombia. La firma, que fue dueña de OCA entre 2004 y 2009, retornó al país en 2011. Desde entonces, cerró sólo dos compras: el laboratorio LKM, en 2011, y Prisma Medios de Pago, la operadora de VISA y Banelco, en 2018

Advent junta otros u$s 2000 M para la región pero sólo buscará

Advent, el dueño de Prisma Medios de Pago, la operadora local de VISA, recaudó u$s 2000 millones para invertir en América latina. El Latin American Private Equity Fund VII (Lapef VII) se focalizará “primariamente” en cuatro mercados de la región: Brasil, Colombia, México y Perú. “También, podría invertir oportunistamente en países cercanos, como la Argentina y Chile”, agregó la firma de private equity cuyo headquarter está en Boston.

De esta forma, desde 1996, Advent obtuvo unos u$s 8000 millones para desembolsar en la región, de los cuales erogó u$s 6800 millones en 64 empresas. Ya salió de 43 de esas compañías. En esta nueva ronda, recibió aportes de inversores institucionales.

La Argentina fue uno de sus primeros, e históricos, focos de inversión. En el país, abrió su primera oficina latinoamericana, inicialmente, con Socma, el holding de Franco Macri, como socio. Compró las bodegas Graffigna y Santa Silvia (vendidas a Allied Domecq en 2001), Universal Assistance (de la que se desprendió en 2005), el laboratorio Fada Pharma (se lo compró en 2006 la chilena Polygon Labs) y OCA, el principal operador postal privado del país. Se lo compró en 2004 a los bancos acreedores del Exxel Group y, en 2009, lo cedió a Alfredo Romero, ex CEO de esa empresa quien, junto a otros ejecutivos violetas, juntó fondos para hacer un take-over de la empresa que perteneció durante casi dos décadas a Alfredo Yabrán.

La experiencia con OCA fue compleja. Advent se quedó con la compañía cuando su primer concurso preventivo ya estaba homologado. Tuvo un ambicioso plan, que incluyo su complementación con Seprit, correo privado cordobés al que Advent adquirió poco después. Pero las características propias del negocio postal en la Argentina, potenciadas por la presión de interesados en recuperar la empresa (sin pagar el precio que Advent pretendía por ella), desgastaron a su accionista. Primero, detonó la salida de Jorge Irigoin, ex Socma que Advent eligió como CEO de OCA y al que, una década después, Mauricio Macri buscaría para manejar el Correo Argentino. Después, aceleró el retiro de Eduardo Campiani, quien, hasta entonces, había sido el máximo referente de Advent en Buenos Aires. La oficina porteña se renovó con sangre joven: Juan Pablo Zucchini y Nicolás Sujoy.

Advent retornó al país en 2011. Compró LKM, laboratorio de especialidades medicinales, por cuya mayoría pagó unos u$s 50 millones. Para entonces, la firma contaba con u$s 200 millones del Lapef V para desembolsar en el país.

Sin embargo, su vuelta triunfal en la Argentina fue a mediados de 2018: adquirió el 51% de Prisma, la operadora de VISA, Banelco, Pagomiscuentas y LaPos. La transacción valuó al 100% del activo en u$s 1420 millones.

Se esperaba que, por relevancia y magnitud de la operación, la compra de Prisma fuera un punto de inflexión a una presencia más expandida del fondo en el país. De hecho, un año y medio atrás, durante su participación en un foro oficial de inversiones, uno de sus actuales managing directors en la región, el argentino Manuel García Podestá, develó que Advent estaba atento en sus cinco sectores principales de inversión: finanzas, salud, industria, tecnología y retail y consumo. Si bien, en ese momento (mayo de 2019), la economía argentina ya presentaba severos problemas, todavía, faltaban tres meses para las PASO. Y algo más de medio año para la aparición del coronavirus.

“No creemos que haya cambiado nuestro foco”, relavitiza García Podestá, ante la consulta de El Cronista. “Todos los países de la región tienen sus oportunidades y desafíos. Este año, con la pandemia, muchas economías se vieron afectadas y eso, a veces, presenta oportunidades para invertir en negocios donde vemos potencial de crecimiento y creación de valor. Esperamos, con el nuevo fondo, tener los recursos para capturar muchas”, agrega.

“Nuestra inversión más reciente en la Argentina fue Prisma. Seguiremos invirtiendo en tecnología e innovación, para ayudar a desarrollar el mercado de pagos en el país desde esa compañía”, contextualiza. En tal sentido, añade, el fondo mira “activamente” oportunidades, manteniendo su foco en los cinco sectores ya mencionados, “que son los pilares de nuestra estrategia global de inversión en Advent”.

García Podestá aclara que la mira principal puesta en Brasil, Colombia, Perú y México es porque son los países en donde Advent tiene sus oficinas en la región. “Sin embargo, distribuimos el foco en función de dónde vemos oportunidades atractivas a través de toda la región, dinámicamente. Por ejemplo, en nuestro último fondo, también invertimos en la Argentina y en Chile. Esperamos seguir invirtiendo en toda la región”, matiza.

Por lo pronto, los u$s 2000 millones del Lapef VII se alocarán en transacciones de u$s 50 millones a u$s 300 millones, “o más”, según el comunicado oficial de Advent.

“América latina es un mercado grande, con una clase media rápidamente creciente, que nutre una fuerte demanda por productos y servicios de valor agregado”, expresó Zucchini, hoy managing partner de Advent en San Pablo (N.d.R.: en la foto, junto al entonces CEO de Prisma, Diego Maffeo, cuando se anunció la compra). “Adicionalmente, muchos sectores de la región permanecen altamente fragmentados, con un porcentaje alto de negocios medianos que pertenecen a familias. Esto representa oportunidades para crear valor al consolidar industrias, profesionalizando negocios y acelerando crecimientos”, agregó.

El actual portfolio de empresas de Advent en América latina emplea a más de 80.000 personas. Entre sus oficinas de Bogotá, Lima, México y San Pablo, tiene 40 profesionales. Sus más recientes inversiones en la región fueron el banco digital Nubank, CI&T (servicios de transformación digital), Prisma, Grupo BIG (ex Walmart Brasil; tercer operador de retail de ese país), Enjoy (la operadora chilena de hoteles y casinos como el Conrad de Punta del Este y el Sheraton Mendoza; a inicios de año solicitó el concurso preventivo en su país), el Grupo Farmacéutico Somar (México), Yduqs (servicios educativos; Brasil) y Canvia (proveedor de IT en Perú).

Shopping