Conflicto gremial

Loma Negra podría volver a parar por una nueva agresión sindical

El miércoles, individuos en camionetas con el logo de la delegación Olavarría de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) irrumpieron en la planta L'Amalí y bloquean la carga de materia prima a las plantas trituradoras. La empresa despacha la mitad del cemento que se vende en el país.

Loma Negra, la mayor cementera del país, denunció que desconocidos ingresaron a su planta, en Olavarría, y bloquearon la producción del complejo, que abastece a cerca de la mitad de los despachos de cemento que se venden en el país. De prolongarse la situación, correrá el riesgo de paralizar completamente su actividad.

La compañía apunta a la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA), gremio con el que la empresa, del grupo brasileño Camargo Correa, ya mantuvo un fuerte conflicto en diciembre del año pasado, que la llevó al momento crítico de apagar sus hornos e, incluso, evaluar el freno de sus entregas debido al agotamiento de su stock.

 "Desde el miércoles (20/10) a la tarde, personas que no pertenecen directa ni indirectamente" a la empresa "y que dijeron ser representantes sindicales de la seccional Olavarría de AOMA ingresaron al predio propiedad de la compañía en camionetas con identificación del sindicato y están bloqueando las tolvas de carga de materia prima a las máquinas trituradoras, que integran el proceso de producción de cemento", informó Loma Negra a través de un comunicado enviado a lo medios de esa localidad.

En el statement, la empresa recordó que, nueve meses atrás, en diciembre, AOMA Nacional y Minerar, su proveedor del servicio de explotación de piedra, habían llegado a un acuerdo para cambiar el encuadramiento sindical de sus empleados, algo por lo cual había presionado el gremio. 

Sin embargo, AOMA se niega a aceptar en su totalidad el nuevo encuadramiento acordado -en el rubro Cemento- y adoptó nuevas medidas ("ilegítimas", subraya Loma Negra), en pos de reclamos adicionales a Minerar, "sin sustento alguno, lo cual afecta a Loma Negra", resaltó la empresa.

Consignó el comunicado que el Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria. AOMA no la acató.

"En virtud del ingreso a nuestro predio y los bloqueos referidos, que a nuestro entender constituyen los delitos de usurpación de propiedad privada y restricción a la libertad de trabajar, hemos instruido a nuestros asesores legales para realizar las denuncias correspondientes", agregó Loma Negra.

"Este bloqueo podría obligar a la compañía a tener que apagar los hornos de producción de cemento por falta de materia prima, con el consecuente daño. Las consecuencias de este hecho se agravan si se considera que Loma Negra produce aproximadamente el 45% del total de cemento que se consume en la Argentina, con lo que una interrupción en la producción podría generar desabastecimiento e interrupciones en el sector de la construcción, que hoy es uno de los que empuja la reactivación económica pospandemia", advirtió.

"Loma Negra está inaugurando, con una inversión de u$s 350 millones, una nueva línea de producción en su planta L'Amalí, en Olavarría, que generará mayor producción y mayor empleo, pero que requiere de reglas básicas que sean cumplidas por todos los actores involucrados en la industria", recordó.

En esa planta, Loma Negra concentra el 70% de su producción.

"Apelamos al sentido común de las personas que ingresaron al predio de Loma Negra y de las autoridades sindicales, y pedimos las autoridades nacionales que actúen con firmeza frente a esta conducta, que es a todas luces abusiva y que no representa el sentir de los trabajadores", concluyó.

La construcción es uno de los sectores que mejor están transitando 2021. En agosto, su actividad creció 22,7% interanual, difundió hace dos semanas el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Con 345.000 personas, ya supera los niveles de empleo prepandemia, según datos de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco).

En el primer semestre, las ventas de cemento, albañilería y cal de Loma Negra crecieron 39,5%, a 1,4 millones de toneladas. Las de hormigón y agregados se dispararon 583,6% y 620,1%, respectivamente. Su facturación subió 46,6%, a $ 14.269 millones, y su ebitda consolidado mejoró 74,1%, a $ 4354 millones. Sin embargo, como consecuencia del pago único de anticipo del impuesto a las ganancias, el ejercicio finalizó en rojo: una pérdida neta de $ 1265 millones.

Tags relacionados

Comentarios

  • GA

    guillermo acosta

    22/10/21

    la idea de los kks es destruir el paìs y apropiarse de los despojos

    0
    0
    Responder