Tienen 5 locales

Vieron el negocio en poner almacenes en countries donde no había nada y la rompen: quieren llegar a Córdoba y Rosario

Joaquín, Miguel y Nicolás Ayerza fundaron The Food Box a comienzos del año pasado. Los locales están hechos con contenedores reciclados y esperan abrir hasta 35 puntos por año.

La pandemia disparó la demanda y consultas por casas en barrios cerrados. Muchos porteños, en particular de clase media y media-alta, salieron a buscar espacios con más verde para transitar el trabajo remoto. Esto revitalizó este segmento del real estate y este movimiento también trajo el surgimiento de nuevos emprendimientos. Este fue el caso de The Food Box, una cadena de almacenes que incluye desde un surtido clásico de alimentos hasta opciones premium que no se consiguen en un supermercado común. Ahora planean expandirse e incluso lanzarse en el Interior.

Nicolás y Joaquín Ayerza comenzaron con el proyecto con solo un contenedor en 2019. La idea, que tuvo una inversión inicial de u$s 230.000, era convertirlo en una despensa de productos para hacer asados para el barrio San Sebastián. "Se lo propusieron a Eidico (N.d.R: la desarrolladora del proyecto) y se dieron cuenta que la gente necesitaba que le resolvieras todo, no solo la carne y el carbón", cuenta Miguel Ayerza, el mayor del trío. En enero de este año Miguel se sumó con una inversión de capital y un plan de expansión para convertir a la marca en una red de almacenes en los principales countries.

"Como el barrio está alejado, cuando arrancó la cuarentena la gente empezó con un comportamiento errático de consumo y tuvimos un aprendizaje híper acelerado. Eso nos ayudó a entender qué quiere la gente de esa comunidad y armamos el surtido en base a eso", apuntan desde la compañía, que abrió su primer local en febrero 2020.

Al poco tiempo consiguieron su segundo spot en Lagoon Pilar. Luego se sumaron otros barrios cerrados, como Ayres Plaza, San Jorge y Santa Guadalupe, donde aún están en obra.

Se trata básicamente de un retail con un mix de más de 1200 productos, desde carnes, frutas, verduras y bebidas hasta todo tipo de elementos de limpieza e higiene. 

A esto le suman un segmento premium de elementos que no pueden conseguirse en un supermercado o almacén común y corriente. Se llaman ‘Very specials' y entre el surtido top se encuentran pizzas congeladas de El Cuartito y La Mezzetta, pescados del restaurant peruano La Mar - perteneciente al chef Gastón Acurio y el empresario Roberto García Moritán - e incluso una línea de pastas frescas congeladas desarrolladas por la cadena La Juvenil.

Pero The Food Box no solo se dedica a la venta de consumo masivo, sino que también algunos de sus boxes cuentan con servicio gastronómico. En el menú aparecen cafés de especialidad y sándwiches gourmet. Según detallan los emprendedores, los empleados de los locales son entrenados para ser baristas y tienen como advisor a Federico Socin, cofundador de la cadena de cafeterías de especialidad Cigalo.

Los locales tienen una particularidad: están hechos con contenedores marítimos reciclados. Según su tamaño, cada punto demanda una inversión de u$s 40.000 (70m2) hasta u$s 120.000 (150m2). Y facturan entre $ 60.000 y $ 80.000 mensuales por metro cuadrado.

A partir de la aprobación cada punto se arma en 60 días y los proyectos se desarrollan en manera conjunta con los barrios. Por eso, no todos son idénticos al otro. En Lagoon Pilar, por caso, cuentan con un bar-terraza con deck que puede ser reservado para eventos. A su vez, los boxes cuentan con delivery propio con carros de golf y triciclos eléctricos con heladera y monopatines para los barrios que tienen edificios.

Los Ayerza esperan tener 20 barrios para mediados de 2022 y realizar entre 30 y 35 aperturas por año. La primera etapa de la expansión, detallan, se llevará a cabo en la zona Norte del Gran Buenos Aires. 

"Estamos buscando inversores. Ya tenemos gente board members que nos están ayudando en la estructura de capital", cuentan. Se trata del ex Citi Guillermo Arcani, actual socio de Arcapit Real Estate; y Cristian Carrea Diehl, quien supo ser VP de marketing de la telco Impsat.

Luego planean crecer en la zona Sur y Oeste y más tarde iniciar el desembarco más allá del Gran Buenos Aires. "Nos llamaron desde Salta, Mendoza, Córdoba, Rosario, Pergamino y Bahía Blanca", indica el mayor de los Ayerza.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios