Valor agregado

Son de Río Negro y vieron el negocio en la mostaza gourmet: ya llegan a 6 países y facturan $115M

La firma tiene un portfolio de 19 productos que incluyen mayonesa, barbacoa, mostazas, curries, chimichurri y pimentón ahumado.

Arytza nació en 2006, de la mano de Leo Merlo, Marina Carballo y Marcelo Lang, con la idea de producir aderezos con alto valor agregado. Los primeros productos en ver la luz fueron la mostaza de dijon y la antigua, con el foco en volver a procesos naturales, con cero impacto ambiental, respetando la materia prima, su proceso y origen y acompañando con alta tecnología. Hoy la firma tiene un portfolio de 19 productos que incluyen mayonesa, barbacoa, mostazas, curries, chimichurri y pimentón ahumado. El 85% de sus productos son de origen vegetal.

La firma, que tiene en su haber varios premios nacionales e internacionales (y hasta se convirtió en la única empresa argentina en llegar a exponer en el Museo de la Mostaza en Estados Unidos), es además una empresa con certificación B desde 2019 y certificada orgánica. "Nuestro catálogo de productos desde sus comienzos tiene una clara definición, son todos cien por ciento naturales: no usamos aditivos ni conservantes artificiales", explica Merlo y remarca "respetamos tiempos y procesos, por ejemplo nuestra Mostaza a la Antigua, tiene seis meses de estacionamiento".

Su modelo de negocios está sustentando a partir de la producción primaria, a través de alianzas estratégicas a lo largo de todo el país, generando impacto económico en pequeñas comunidades. De esta manera su mostaza es de la Patagonia, la miel de Santa Fe, los pimientos de Salta, o las hierbas y aromáticas de Córdoba. Además, cuentan con una línea especial para gastronomía, con la que abastecen a los mejores restaurantes del país.

Sus frascos con deliciosas salsas y sabores ya trascendieron fronteras y llegan a Alemania, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Estados Unidos y Canadá. Según el fundador, lograr exportar requirió un proceso lento y que demandó mucha energía. El primer país al que llegaron fue Estados Unidos, y ocurrió porque una cadena los convocó para sumar cuatro de sus productos y enseguida salieron a darse de alta y presentarse ante la FDA. "El proceso no fue fácil, tuvimos muchos errores, como por ejemplo en el diseño de etiquetas y presentación, pero fuimos pasando las diferentes etapas de aprendizaje. Luego ya con los productos en góndola fuimos creciendo en mercados", agrega.

Para Merlo, impulsar la exportación es una deuda fundamental, especialmente para las PyMEs, porque en términos de alimentos hay muy buenas empresas con capacidad competitiva. "Ayudarían medidas para tener más acceso a financiación como así también para el desarrollo de la estrategia comercial en cada país, y por último y no menor, tener presencia fuerte en ferias internacionales", destaca el emprendedor que hoy tiene como prioridad crecer en la región, un objetivo que dependerá de que puedan ampliar su capacidad productiva e invertir más en tecnología.

En cifras

  • Fundación: 2006
  • Ciudad de origen: Río Negro/CABA
  • Cantidad de empleados: 20
  • Inversión inicial: U$S 100.000
  • Facturación anual: $ 115 millones
  • Mercados a los que exportan: Alemania, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Estados Unidos y Canadá 

La versión original de esta nota se publicó en el número 325 de Revista Apertura

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios