Le venden a Cabrales

Esta pareja fabrica acá una herramienta para fanáticos del café que solo se importaba: facturan más de $ 1 M

Agustín Falcucci y Magdalena Durán Cassiet crearon Taller de Tampers en 2019. Su producto ya llega a varias cadenas de café de especialidad y ahora quieren sumar más artilugios para el barista profesional y hogareño.

El consumidor está cada vez más informado, señalan desde diversos sectores, y cada vez busca e investiga más sobre los productos que le interesan. En el mundo del café esto llevo a que se incrementaran las ventas de máquinas cada vez más profesionales y a la multiplicación de los cafés de especialidad para los amantes de esta bebida

Agustín Falcucci y Magdalena Durán Cassiet pertenecen a este grupo de fanáticos cafeteros que convirtieron su amor por la humeante infusión en un emprendimiento que fabrica uno de los artilugios clave para los baristas (y los hogareños también) a la hora de preparar una infusión de mejor calidad.

"Ella siempre fue fanática del café y me contagió a mi desde 2017", cuenta Falcucci, quien es abogado especialista en propiedad intelectual, sobre su esposa y socia, que es licenciada en Tecnología de los Alimentos. "Nos metimos en la movida cafetería y veía a los baristas que tenían su propio tamper, entonces quería uno así para mi máquina de espresso", agrega.

El tamper es una herramienta utilizada para presionar y compactar manualmente el café molido en el filtro, lo que permite que se distribuya de manera homogénea y así obtener un café con más cuerpo. La versión hogareña que venía con su máquina, asegura Falcucci, era de plástico, entonces compró uno de madera y acero en los Estados Unidos.

La línea Referente se lleva un 95% de las ventas

Apenas lo tuvo en la mano notó que no era un producto que fuera difícil de reproducir. Aplicó su formación en un colegio industrial y lo desarmó para inspeccionarlo con más detalle. "En ese momento me entró la idea de que debía haber un montón de gente como yo que le gustaría tener el suyo. Era un mercado de nicho, pero que estaba ahí", recuerda. Así, junto a Durán Cassiet, decidieron empezar a darle forma a Taller de Tampers, el emprendimiento que ya cuenta entre sus clientes a varias cadenas de café de especialidad e incluso a nombres de peso del rubro como Cabrales.

Para llegar al primer prototipo a comienzos de 2019 invirtieron alrededor de $ 150.000. Además del tiempo que llevó ese proceso, lo más complicado fue encontrar a proveedores que pudieran trabajar el acero y la madera para darle la forma final a sus diseños. Con ese primer modelo, la pareja empezó a recorrer sus cafeterías predilectas para mostrar su creación.

El primero que puso el ojo en la novedad fue Alex Coffee Roasters, que cuenta con sucursales en Buenos Aires y Miami. A partir de ahí, se generó una cadena de recomendaciones boca a boca que los colocaron en Andy's Coffee Break y Cuervo, entre otras. Incluso llegaron a los propios importadores de máquinas cafeteras, como Ascaso y Rocket.

"Nosotros nos encargamos de comprar la materia prima, la llevamos a nuestros proveedores y luego le damos la terminación", indica Falcucci. Actualmente utilizan tres tipos de madera (guayubira, anchico y petiribí) y cuentan con dos modelos en venta, el Referente, de punta redondeada -representa un 95% de las compras-, y Capitán, de punta plana. Cada uno tiene un costo de $ 4600 y viene en diferentes medidas dependiendo del tipo de máquina. El emprendedor especifica: "Las hogareñas suelen precisar tampers de 51 milímetros de diámetro, mientras que las profesional son de 57 a 58 milímetros".

El boom llegó con la pandemia. "Teníamos stock e hicimos un promoción con descuento del 50% y pasamos de vender seis tampers al mes a vender cerca de 20", afirma. Hoy venden un promedio de 25 unidades por mes, aunque algunos clientes profesionales - que se llevan el grueso de las operaciones - pueden llegar a hacer pedidos de 30 a 60 unidades. Si bien Falcucci y Durán Cassiet todavía se dedican part time a Taller de Tampers, el emprendimiento ya es rentable y factura cerca de $ 1,2 millones por año.

Sus productos, asimismo, llegaron al exterior con envíos particulares a Chile, España y los Estados Unidos, sin embargo el objetivo de los emprendedores está puesto en profesionalizar la compañía y sumar artefactos a su portfolio. "Estamos pensando en meter a alguien que haga una inyección de capital, pegar el salto y que se haga cargo de la pata comercial", señalan.

Más allá de los tampers ya tienen algunos productos en la mira, siempre dentro del universo cafetero. "Estamos haciendo mangos para portafiltros y tenemos pensado hacer distribuidores de café y embudos para que no se desperdicie nada cuando sale la molienda. Pero el más ambicioso de todos es poder hacer un portafiltros naked", detalla.

Tags relacionados

Comentarios

  • PBB

    Pirate Black Black

    02/12/21

    MUY poca guita 1 millon de pesos por año...

    0
    0
    Responder