El Cronista Comercial
MIÉRCOLES 17/07/2019

Los fondos de 'venture capital' reducen su exposición al 'riesgo argentino'

Buscan invertir en emprendimientos que no dependan exclusivamente del mercado local. Es la forma de cubrirse contra  la volatilidad local, explican

Los fondos de 'venture capital' reducen su exposición al 'riesgo argentino'

Los fondos argentinos y regionales de capital de riesgo le escapan al riesgo local. Actualmente, prefieren invertir en empresas que no dependan exclusivamente del mercado interno.

Por ejemplo, Jaguar Ventures, un fondo de u$s 60 millones de origen mexicano que ya tiene cinco inversiones argentinas, en junio, hará su sexto desembolso en una compañía local. Todas estas compañías, según uno de sus cofundadores, Cristobal Perdomo, no están enfocadas en la Argentina, al que el inversor ve como una especie de “laboratorio” donde se prueban ideas.

Además, explicó que la mirada en el país es a largo plazo. “No me importa lo que vale ahora. Si el dólar está a $ 60, me da lo mismo”, dijo, en el marco de la Experiencia Endeavor. Y afirmó que “el ecosistema de venture capital no mira la política”, dijo, aunque advirtió que en México la mira más de cerca porque tiene negocios enfocados solo en ese país.

Perdomo afirmó que busca empresas que estén en otros países y que compensen ingresos con otras monedas. “No entraría en algo dedicado a la Argentina”, dijo.

Si bien sus inversores no preguntan tanto por el país, ya que sólo analiza casos que están en otros lugares, dijo que explicarles la inflación argentina y la variación del tipo de cambio es hablar “mandarín del siglo 15”.

Lisandro Bril, inversor ángel que también es partner en diferentes fondos de venture capital, explicó que la Argentina es atractiva en sectores como ciencia y tecnología, biotech y desarrollos satelitales, aunque aclaró que deben ser empresas que tengan mercados que estén más allá del país. 

Invirtiendo en compañías argentinas con mercados por afuera del país, dijo Bril, “se hedgea la volatilidad local”.

La competitividad de costos, dijo, es una de las ventajas de la Argentina en estos momentos. “Un científico cuesta la cuarta parte de lo que cuesta en los Estados Unidos”, afirmó.  

Citó el caso de Technisys -compañía tecnológica que en abril recibió u$s 50 millones en una serie C- y dijo que inversores que habían entrado en la serie A lograron multiplicar por 13 sus desembolsos en 10 años. Actualmente, la empresa tiene el 80% de sus ganancias provenientes de mercados que no son el argentino, agregó.

“El venture capital nunca invertirá en una empresa que vive solo en la Argentina”, sentenció. Y citó que nada más cuatro países pueden crear grandes empresas o unicornios dedicados solo al mercado interno: los Estados Unidos, China, la India y Brasil.

No obstante, dijo que la tecnología aplicada al campo podría generar que una empresa se dedicara solo a la Argentina. “Tiene un tamaño importante. En agrobusiness veo una vocación de inversión y reinversión. Un apetito por una mejoría de competitividad”, agregó.

Una de las aceleradoras que trabaja con emprendedores dedicados al mundo científico es Grid Exponential, que actualmente invirtió en 11 start-ups y que buscará llegar a 30 en tres años mediante un fondo de u$s 11,2 millones. Tiene entre sus inversores al Grupo Insud y Marcos Galperin, entre otros.

Matías Peire, el fundador de la firma, dijo que Grid Exponential tiene a cinco compañías que están en el exterior (tres en San Francisco, una en Nueva York y otra en Reino Unido), mientras que las otras seis se ubican en la Argentina, aunque sus modelos de negocio tienen visión global.

“Todo el tiempo buscamos que salgan afuera, esa es la hipótesis”, dijo Peire, quien agregó que el propósito es acercarles inversores del exterior.

Al desarrollar productos de tecnología con el mundo como mercado, según Peire, el peso del riesgo argentino disminuye sustancialmente.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo