El Cronista Comercial
MIÉRCOLES 17/07/2019

Insatisfacción con el salario: el gran motivo de los argentinos para renunciar

El 24,9% de los argentinos indica al sueldo como razón para dejar su puesto pero el mal clima laboral y la falta de oportunidades son también factores de cambio

Insatisfacción con el salario: el gran motivo de los argentinos para renunciar

Es una de las decisiones más difíciles en la carrera profesional pero llega. Y para la mayoría de los argentinos por una razón: la insatisfacción salarial.

Pero el sueldo no es el único de los grandes motivos por los que se decide dejar el empleo. Según una encuesta realizada por la plataforma LoveMondays, la segunda razón por las que una persona renuncia a su trabajo es la "falta de oportunidad de crecimiento dentro de la empresa".

El 24,9% de los encuestados respondieron que el principal motivo se centra en la cuestión salarial, mientras que 19,4% contestaron que lo hacían por la falta de oportunidad de crecimiento.

En tercer lugar, se encuentra el mal ambiente de trabajo, seguido de cerca por el exceso de tareas y la baja calidad de vida. En el quinto puesto de los motivos para renunciar se encuentra no sentirse lo suficientemente valorado. Otras razones citadas fueron que el trabajo no tenía mucho que ver con el proyecto de vida, la mala dirección o gestión, y no encontrar ningún desafío.

"Los resultados que hemos obtenido con este relevamiento nos confirman que las personas incluyen muchas más cosas que el salario a la hora de valorar un espacio laboral. Los profesionales ven como un plus que en el espacio imperen señales claras y sobre todo sanas sobre cómo lograr ascender y crecer", indicó Dave Curran, COO y cofundador de Love Mondays.

En opinión de Ana Renedo, socia de MR Partners, en general, la mayor parte de la gente se va de su trabajo porque recibe una mejor oportunidad desarrollo y encontró un proyecto más interesante, que le genere desafíos.

"Hay que distinguir entre el que sale a buscar trabajo de manera proactiva de aquel que se va porque lo tentaron de otra compañía. Aunque en el primer caso la insatisfacción con el salario puede llegar a ser un driver, tener un problema con los jefes o el mal clima laboral suelen ser las principales razones. En el segundo caso, lo que tienta al candidato es el proyecto, las oportunidades de desarrollo y los desafíos a asumir", destacó la especialista.

En los niveles más bajos de la escala laboral el salario puede ser el principal motivo para pegar el salto. Cuando el trabajador se encuentra más avanzado en su carrera, tiene que estar muy por debajo del promedio del mercado para que su decisión esté enteramente basada en eldinero.

"En esta situación de crisis es difícil que alguien tome la decisión de hacer un cambio. Tendría que estar realmente muy mal para hacerlo, porque deja algo relativamente seguro y lo que llega no se sabe cómo va a ser", indicó Renedo.

A la hora de retener el talento, las compañías tienen múltiples opciones. Por ejemplo, en un mercado recesivo como el actual, en el que un movimiento hacia arriba se complica, es posible rotar a una persona de área para ofrecerle nuevos desafíos y apredizaje, con lo que sumar valor a su carrera.

"También se le puede dar al colaborador el liderazgo de un proyecto para compañía. Pero siempre hay que sentarse y entender cuáles son sus intereses, qué lo desafía y cuáles son sus motivaciones. Si se comprende eso, es más difícil que alguien renuncie a su trabajo", concluyó Renedo.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo