El Cronista Comercial

Fondo de Arcor y Coca-Cola invertirá hasta $ 12 millones por emprendimiento

El objetivo de Kamay Ventures es llegar a los 30 proyectos, en tres años. Por ahora, los gigantes alimenticios son sus principales inversores. La firma buscará participaciones minoritarias, en promedio, del 6% al 15% del 'start-up'. En qué sectores busca candidatos

Fiat lanza al mercado nuevas facilidades de pago para sus planes de ahorro

Con, por el momento, Coca-Cola y Arcor como principales inversores, el fondo Kamay Ventures ya está activo, a la búsqueda de emprendimientos. Será manejado por Gabriela Ruggeri y Antonio Peña, dos referentes de la industria local del venture capital.

Los dos gigantes alimenticios comprometieron fondos para, en tres años, realizar desembolsos en hasta 30 proyectos -a un ritmo de 10 por año-, por montos de entre u$s 100.000 y u$s 300.000, enfocados en etapas de capital semilla. Esa hipótesis arroja un presupuesto de hasta algo más de $ 12 millones por empresa.

El enfoque de la firma está en tres pilares: ser una company builder, en la que comiencen negocios de cero; una aceleradora que invierta en proyectos ya existentes, a través de programas; y acercar, mediante alianzas, a start-ups con las corporaciones, sin necesariamente invertir.

Hasta el momento, no hay en el ecosistema emprendedor una firma que cumpla con estas tres funciones.

Los verticales en los que Kamay se enfocará son fintechagtech (tecnología aplicada al agro), biotech e Internet de las Cosas. También, pondrá foco en iniciativas relacionadas con el medio ambiente, start-ups de mobile commercee-Commerce y sistemas de distribución y logística.

En caso de que invierta, las participaciones que el fondo tendrá en las empresas serán minoritarias, con un tope de 30%. A pesar de que, según los directores, los montos variarán de acuerdo al tipo de acción (aceleración o creación de una empresa), los porcentajes irán, en promedio, desde el 6% hasta el 15 por ciento.

"Es un fondo abierto, inicialmente compuesto por Arcor y Coca-Cola, pero con identidad propia", aseguraron Ruggeri y Peña. Y proyectaron: "La idea es invitar a otras organizaciones y otros organismos multilaterales". Las nuevos ingresantes deberán ser aceptados por un comité de inversión y deberán aceptar las condiciones iniciales del fondo.

Hasta el momento, este comité está compuesto por dos representantes de Arcor, dos de Coca-Cola y la dupla Ruggeri-Peña.

Las corporaciones, además, no tendrán derechos especiales sobre las start-ups de Kamay. "Si se vinculan con un proyecto, y les parece interesante y les gusta su potencial, podrán hacer una oferta en condiciones de mercado", aclararon.

Kamay fue constituido como un fideicomiso de capital emprendedor, figura creada en la Ley de Emprendedores, aprobada en 2017. Ruggeri y Peña se definen como gestores fiduciarios de ese vector de inversión, por 10 años, y, además, dijeron que no aportaron capital.

El fondo buscará empresas en la región. Por el momento, en el corto plazo, el target es invertir en 10 emprendimientos en 2019. "Estamos abriendo la convocatoria. Hemos entrevistado, fundamentalmente, a start-ups de la Argentina, de distintas provincias. También, de Uruguay", indicaron. Detallaron que, actualmente, se están enfocando en el proceso de aceleración, mientras que, durante el segundo semestre (especialmente, más cerca de fin de año), harán una convocatoria para la etapa de creación de compañías. "Somos muy activos en la búsqueda de proyectos", expresaron.

En un inicio, los proyectos seleccionados -y aprobados- tendrán un espacio de trabajo en las oficinas de Coca-Cola. Existe la posibilidad de que, en el futuro, lo hagan en las de Arcor.

Dos conocedores del ecosistema

Rugerri y Peña tienen experiencia en el ecosistema emprendedor local. En paralelo a sus nuevas funciones, ambos manejan su propia company builder de start-ups, llamada Overboost, a través de la cual trabajaroncorporaciones como Warner, Turner y Disney. "Siempre vimos que, en el ecosistema de emprendimientos de América latina, faltaba más trabajo de desarrollo de negocios, la posibilidad de incorporar a corporaciones en un proceso de innovación abierto", explicaron.

Así, buscan que, a través de Kamay, las start-ups puedan también validar mercados con los ecosistemas que las corporaciones poseen. "Desarrollar negocios, expandir canales de distribución, testear oportunidades, no sólo en la Argentina, si en otros países países", afirmaron. Y concluyeron: "Buscamos que los emprendimientos puedan generar mejores modelos de negocios y que generen más ingresos reales. El real objetivo de este proceso es que terminen trabajando con las corporaciones".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo