El Cronista Comercial
LUNES 20/05/2019

Cuál es la receta de estos emprendedores para facturar $ 10 millones

DrApp busca hacer un cambio en la mentalidad de los médicos a través de sus historias clínicas digitales y la posibilidad de dar turnos 'online'

Cuál es la receta de estos emprendedores para facturar $ 10 millones

Luciano Allegro y Mathias Sielecki son los creadores de DrApp, una plataforma que da soluciones a problemas cotidianos de los médicos que incluye desde la digitalización de historias clínicas hasta turnos online. El objetivo es modernizar una de las aristas que el sistema de salud había dejado de lado.

En su corta historia, el emprendimiento impactó en el día a día de los profesionales: “Hace poco lo implementamos en el Hospital Oftalmológico de José C. Paz, un establecimiento municipal que tenía una sala gigante llena de historias hasta el techo. Hace dos meses, el hospital, que atiende 10.000 pacientes por mes, sufrió una inundación y la sala se llenó con un metro de agua, con lo cual se perdieron todas las fichas de la A a la C”, comenta Sielecki para mostrar la problemática.

Con una inversión de u$s 75.000 de amigos y familiares, se lanzaron de la mano de un tercer socio, el doctor Ricardo Barcia, un médico del Hospital de Clínicas y docente de la UBA, que había notado lo inconveniente que era no tener los datos de los pacientes disponibles de forma remota. Les contó el problema al dúo que estaba trabajando en un sistema de turnos online y apostaron por un producto integral. “Para él era frecuente que le escribieran los pacientes a cualquier hora pidiéndole información clínica y él, que tenía una base de datos tradicional en la computadora de su consultorio, no siempre podía enviarlo”, reconoce el fundador.

El trabajo comenzó en febrero de 2016, con una estrategia de investigación de mercado para conocer las necesidades de los médicos y empezar a pensar el modelo de negocios. Hicieron una encuesta y descubrieron que solo el 20 % de los especialistas estaba dispuesto a pagar por el producto. Pero cuando les preguntaban si les interesaba usarlo si era bonificado por un laboratorio, el 95 % dijo que sí. Así, se acercaron a la industria farmacéutica con la premisa de que los esfuerzos que hacen para fidelizar a los médicos serían mucho más eficientes con un servicio como DrApp. Un laboratorio apostó por ellos, hicieron una primera prueba con un visitador médico y en el primer mes consiguieron a los primeros 100 médicos. Hoy tienen 4500 profesionales activos que usan su plataforma. “Detectamos que a los médicos les interesaba el producto y al laboratorio le servía para generar vínculos. Salimos con un mínimo producto viable, luego mejoramos la tecnología y en diciembre lanzamos en todo el país con los 350 visitadores médicos de ese laboratorio”, comenta Sielecki.

Además de la digitalización de historias clínicas (a las que el profesional puede acceder desde cualquier dispositivo, incluso sin Internet), también ofrecen un reporte de facturación y soluciones con blockchain para asegurar los datos. De cara a los pacientes, el servicio de turnos online les muestra la lista de médicos disponibles por especialidad, zona e, incluso, tiempo de espera. Además, envían recordatorios por mail y SMS, lo que disminuye el ausentismo. “Según una estadística del Hospital Italiano, la tasa de ausentismo promedio en la Argentina es del 25%. La nuestra es del 6”, reconocen. Con este servicio, hasta ahora disponible a través de la web, en 2018 procesaron 2,2 millones de turnos y este año lanzarán su versión móvil.

Con los laboratorios como primeros partners comerciales, a los que se les cobra un fee mensual por cada médico activo, buscan ampliar el servicio a las obras sociales. Y si bien son ellos quienes bonifican el servicio, Allegro aclara que ni los laboratorios ni las obras sociales tienen acceso a la información de los médicos y pacientes. “Tenemos un procedimiento de ética y de trabajo muy prolijo en el cual, por ejemplo, el visitador médico sólo se entera si la cuenta está activa porque le debitamos de su propio presupuesto la mensualidad. Big data y estadísticas sí, pero nunca entramos en detalle de los pacientes”, aclara.

Este año, los emprendedores saldrán a buscar una ronda de inversión para comenzar con su expansión por la región.

  • Fundación: 2016
  • Inversión inicial: U$S 75.000
  • Cantidad de empleados: 10
  • Facturación 2018: $ 2,3 millones
  • Facturación proyectada 2019: $ 10 millones

(Publicada en la edición número 303 de la revista Apertura; marzo de 2019)

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo