El Cronista Comercial
MARTES 19/03/2019

Villa Crespo: prohíben apertura y explotación del microestadio cubierto

Hizo lugar a una cautelar de los vecinos. El proyecto, del diario La Nación y AEG Worldwide, no podrá funcionar hasta que se complete la evaluación del impacto ambiental. El emprendimiento está aún en obra y contará con capacidad para 16.000 personas

Villa Crespo: prohíben apertura y explotación del microestadio cubierto

La Justicia hizo lugar a una cautelar de los vecinos de Villa Crespo y suspendió la explotación económica y la realización de eventos, a la vez que prohibió la inauguración del Microestadio Buenos Aires Arena, el proyecto del diario La Nación con la empresa AEG Worldwide, "hasta tanto se realice el procedimiento técnico administrativo completo de evaluación de impacto ambiental".

Se trata del estadio cubierto que se construye en un predio cedido por la Ciudad al club Atlanta, sobre Humboldt al 400, en Villa Crespo, con capacidad para 16.000 personas y que tenían previsto estrenar este año.

El juez porteño Aurelio Luis Ammirato (Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario Nº 3, Secretaría N° 6), falló a favor de los demandantes (la Fundación Ciudad y el espacio "Vecinos autoconvocados de Villa Crespo"), ya que entendió que el microestadio podría ser encuadrado "en la presunción de Relevante Efecto Ambiental (art. 13, ley 123), en tanto es razonable presumir su incidencia potencial sobre la capacidad de la infraestructura vial y de servicios", lo que implica elaborar estudios de impacto ambiental y convocar a audiencia pública, algo no contemplado, al haber sido catalogado como club social, "sin relevante efecto".

El diario La Nación informó que siempre cumplió con la ley y que, en febrero de 2018, presentó el estudio técnico de impacto ambiental, luego de una audiencia pública realizada en en septiembre de 2017. "La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó en doble lectura -es decir, con doble votación- la posibilidad de construir este miniestadio, con amplio consenso, ya que sumó el voto positivo del 80% de los legisladores, tanto del oficialismo como de la oposición", recordó, a través de un comunicado. "Ahora, el juez interviniente entiende que deben cumplirse requisitos adicionales para la inauguración del miniestadio, los que, también, serán cumplimentados. El juzgado no suspendió las obras, que están avanzadas y continúan de acuerdo al plan", remarcó.

Sobre los servicios, el juez hizo lugar a varios planteos. Primero, que MetroGas consideró que la provisión del servicio de gas es "no factible", al no poder abastecer el caudal solicitado, y que el requerimiento de suministro se declaró de uso residencial, cuando se proyectan locales gastronómicos. También, consideró, no está verificada la provisión de agua y cloacas: a AySA, se le hizo un pedido de suministro para una obra de 19.840 m2 de superficie, pero la real tendrá 28.715 m2. Además, dijo, tampoco estaría garantizada la provisión de energía eléctrica, ya que Edesur otorgó sólo una "mera factibilidad" de provisión, pero no acreditó la "confirmación formal".

Por otra parte, consideró, se omitió ponderar su impacto en "el servicio de transporte" y en el "sistema vial" y que sólo se lo incluyó en el estudio técnico referido a la etapa de obra, y no a la de explotación del estadio, al que concurrirían 15.000 personas. No hay un análisis del impacto de dicha afluencia, según el fallo.

Por último, el juez dijo que "la Agencia de Protección Ambiental habría omitido ponderar la modificación sustancial del destino del predio"; no correspondería a "club social, cultural y deportivo", sino a "estadios" y "centros de eventos", categorizados como "con relevante efecto".

Idas y vueltas

Si bien el estadio está a cargo del diario La Nación y de AEG Worldwide, las tierras donde se levanta fueron cedidas por la Ciudad en 2017, con aprobación de la Legislatura, al club Atlanta por 40 años. Además, se lo autorizó a construir un estadio cubierto y a contratar a un tercero para la obra y explotación. Se lo exceptuó del impuesto inmobiliario y del ABL por 40 años.

El predio había sido cedido a Atlanta en 2005 para un polideportivo, su sede social, una escuela, centro cultural y espacio verde. En 2012, se aprobó su uso para ampliar su sede y, en 2014, Lugones Center empezó a hacer un estadio que, tras un derrumbe, abandonó en 2015.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo