El Cronista Comercial

Un petrolero puro y duro, pintado de azul y oro

Nació en el tambo La Martona. Estudió Ingeniería y trabajó como mozo hasta que consiguió una beca. Fue, durante más de 20 años, CEO de la principal empresa del hombre más rico de la Argentina. Fanático de Boca, alguna vez Mauricio Macri lo soñó como su sucesor en el club. Murió Oscar Vicente, 'El Negro'

Un petrolero puro y duro, pintado de azul y oro

Oscar Vicente, "El Cabezón". O "Negro". Como lo llamaba todo aquel que se animaba derribar rápido la barrera que imponía su alto cargo. Y a la que él invitaba, con su mirada pícara y su sonrisa ladeada.

Fue, durante décadas, el hombre fuerte de la mayor petrolera privada del país. El CEO de PeCom. Nada menos, que el negocio principal del hombre más rico de la Argentina, Gregorio Perez Companc.

Petrolero puro y duro, llegó a la torre de Maipú 1 tras haberse formado en YPF. Siempre recordaba cómo un casco le había salvado la vida -pero no le evitó semanas de internación- cuando se desprendió una cigüeña en un pozo, en el Sur.

"Me di vuelta y no me acuerdo nada más", contaba. Con el mismo tono con el que evocaba haber sido nacido y criado con piso de tierra, en el tambo La Martona.

Estudió Ingeniería Mecánica en la Universidad de La Plata. Cuando terminaba la clase y sus compañeros se divertían, él iba a la biblioteca. A leer y a afilar, una y otra vez, su único lápiz con el sacapuntas a manivela que había ahí. Trabajó como mozo. Al tercer año, consiguió una beca. Era de YPF.

Esa cuna hacía que le fuera lo mismo -o, incluso, prefiriera- asistir a asados con operarios, gremialistas y políticos, que a fastuosas galas empresarias. Hizo buenas migas con Ricardo Alfonsín. Mejores, todavía, con Eduardo Duhalde. Siempre congenió más con los peronistas, en general. Cristóbal López lo buscó para Oil. Sergio Massa lo candidateó para YPF.

Vicente fue CEO de PeCom entre 1978 y 2001. Si bien permaneció en la empresa, se enteró de la venta a Petrobras (abril de 2002) casi por los diarios. Jarrón roto en la relación con "Goyo", de quien había sido eficiente mano ejecutora. El vínculo ya estaba erosionado por la distante relación entre el CEO y los herederos del dueño. Los brasileños lo conservaron en la compañía, para tener disponibles sus experimentados oficios en mercados regulados. Su último cargo formal en Petrobras fue como CEO de una controlada, la petrolera Entre Lomas.

Fanático de Boca, Vicente fue secretario general del club. Integrante de la comisión directiva electa en junio de 2008, renunció al año, en mayo de 2009. El presidente, Pedro Pompilio, ya había fallecido y Vicente se opuso a la contratación como manager de Carlos Bianchi, decidida por el nuevo mandatario, Jorge Amor Ameal. 

En 2011, las elecciones que consagraron a Daniel Angelici, Vicente integró la lista de José Beraldi. Fue el último vínculo con el club de quien, alguna vez, Mauricio Macri soñó como su sucesor en el despacho principal de La Bombonera. "No, gracias. Al presidente de Boca, la tribuna tiene que conocerlo", se excusó. "El Negro" Vicente falleció el lunes. Tenía 81 años.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo