El Cronista Comercial

Transformación digital en la pandemia: los consejos para un cambio seguro

El trabajo remoto y los pagos electrónicos son dos modalidades que se terminaron de imponer. Cómo adaptar el equipo y en qué puede ayudar el cloud.

Imagen de JUAN PABLO MONTERO

por  JUAN PABLO MONTERO

Director de Consultoría de RSM Argentina.

Transformación digital en la pandemia: los consejos para un cambio seguro

Ante el impacto de la pandemia de Covid-19, con las medidas de prevención y aislamiento social, las empresas se han visto en la necesidad de implementar cambios profundos en su forma de operar entre los que se destaca un vuelco inmediato hacia el trabajo remoto.

Organizaciones de una línea más conservadora, que otrora veían lejanas las posibilidades de implementar procesos de este tipo, tuvieron que reaccionar con decisión para sobrevivir en el nuevo entorno. Sin duda, aquellas empresas que ya habían ingresado en el mundo de la transformación digital cuentan hoy con una singular ventaja ante sus competidores.

En este contexto de aceleración de los procesos de transformación digital resulta prioritario repasar cómo se están dando las situaciones actuales y cuál es el enfoque adecuado para sortear los obstáculos que enfrentan las organizaciones, tanto en la actual etapa de restricciones como en la etapa inmediata post-pandemia.

Este proceso tecnológico no se puede llevar a cabo sin el apoyo y el entendimiento de las personas que forman parte de su organización. Por ello, hay que capacitarlas en el uso de herramientas y nuevas tecnologías de trabajo remoto.

Quienes integramos RSM Argentina consideramos que el abordaje de los siguientes puntos es vital para afrontar de manera exitosa los cambios que estamos presenciando:

Trabaje sobre la cultura de su equipo. Sus colaboradores tal vez no cuenten con las herramientas y los espacios adecuados para trabajar desde sus hogares. Sea flexible y planifique minuciosamente sus prioridades y objetivos. Sea consciente de que su equipo también está atravesando una crisis y su productividad  y capacidad de respuesta pueden verse afectadas. A través de un liderazgo positivo asegúrese de contar con el compromiso de todos.

Los sitios de colaboración y herramientas cloud son las estrellas del momento. Seguramente deberá sumar potencia a su estructura actual para obtener un mayor flujo y una mayor cantidad de usuarios.  Si no contaba con ninguna estructura cloud, estudie cual se adapta mejor a su negocio y equipo. Por último, no olvide analizar las restricciones de accesos: ¿Quién puede acceder a qué?

Establezca cuáles son sus procesos críticos operativos y aquellos meramente rutinarios. Muy posiblemente descubra ineficiencias que no había detectado con anterioridad. Las actividades  críticas deben ser digitalizadas rápidamente, no olvidando satisfacer plenamente las necesidades de los clientes internos y externos de la organización. Simplifique y rediseñe el flujo de trabajo en clave digital. Fomente la creatividad y descarte los procesos obsoletos ya que menor tiempo equivale a menor costo.

Ante el lockdown generalizado se ha impuesto la necesidad de la presencia digital. Como efecto asociado, los canales de venta con medios de pagos digitales ya no son optativos. Por lo tanto, estudie su estrategia, mejore la experiencia de sus clientes y enfóquese en los productos y servicios que tengan una mejor posibilidad de venta.

El proceso de digitalización debe generar información de calidad. Si algo ha quedado demostrado es que el dinamismo del contexto superó todas las previsiones. Su estructura digital debe permitirle estudiar las tendencias y facilitar la toma de decisiones rápidas y fundamentadas en datos.

Cómo prevenir los ciberataques

Este proceso de digitalización y trabajo remoto pone de relieve al mismo tiempo la necesidad de revisar todas las medidas de ciberseguridad con las que cuenta la empresa. Los ciberdelincuentes de todo el mundo están aprovechando la oportunidad de explotar debilidades tecnológicas. Con sólo un click uno se expone a que su información se vulnere.

Es crucial entonces contar con una adecuada evaluación de la seguridad de sus redes y entrenar a su personal sobre los riesgos que este nuevo escenario entraña. Los sistemas (incluyendo las VPN y firewalls) deben estar al día con los parches de seguridad más recientes. Los dispositivos de trabajo, como ordenadores portátiles y teléfonos móviles, deben contener una configuración de seguridad a la medida de la información clasificada que contienen.

También es importante, en esa línea, estar preparados para la gestión de los incidentes y contener cualquier ataque en forma ágil y eficiente. Esto significa minimizar las pérdidas económicas y posibles efectos colaterales, tanto en su economía como en su imagen de marca. ¿Cuenta su organización con los recursos tecnológicos para detectar y responder a estas amenazas?

Por ello siempre es recomendable realizar un test con el fin de evaluar la seguridad de los sistemas y accesos. La mayoría de las pruebas (incluida una prueba de penetración y Ethical Hacking) se pueden realizar de forma remota. Hoy es más importante que nunca saber a qué riesgos se expone su organización.

Por último recuerde si bien toda crisis es temporal, durante la misma se fortalecen las relaciones. Piense en su equipo, en sus clientes y proveedores claves para cimentar sus asociaciones a futuro.

Para más información puede visitarnos en: https://www.rsm.global/argentina/es