El Cronista Comercial

Salarios: 11% de los CEOs argentinos define su sueldo en dólares

Un informe muestra que respecto a beneficios, el 18% de las empresas además, planea o ha efectuado cambios en el paquete para sus ejecutivos, fundamentalmente referidos a extensión del beneficio auto a una mayor cantidad de empleados

Salarios: 11% de los CEOs argentinos define su sueldo en dólares

El contexto económico actual ha provocado que la mayoría de las compañías tengan que revisar salarios, beneficios e incentivos de corto y largo plazo para sus ejecutivos: Director General, CEO, primera y segunda línea de reporte. Según un reciente relevamiento realizado por Mercer, una de las principales consultoras globales de recursos humanos, un 50% de las compañías espera acompañar la inflación para su CEO y primera línea de reporte, mientras que las que no lo harán estiman al momento un incremento promedio del 41,31%.

Un dato que destacan en el informe es que un 11% de los CEOs define su salario en dólares y, para pagarlo, lo convierten a pesos considerando el tipo de cambio vendedor del Banco Nación del mes.

Respecto al bono, las mismas compañías que definen el salario en dólares lo hacen también en esa moneda para el corto plazo en el caso del CEO.

Un 11% de los CEOs define su salario en dólares y, para pagarlo, lo convierten a pesos considerando el tipo de cambio vendedor del Banco Nación del mes.

Respecto al incentivo de largo plazo, la mayoría tiene un plan para el CEO y la primera línea de reporte, mientras que para los siguientes niveles es menos prevalente. En aquellos casos en que el plan existe, está mayoritariamente definido en dólares.

Respecto a beneficios, el 18% planea o ha efectuado cambios en el paquete para sus ejecutivos, fundamentalmente referidos a extensión del beneficio auto a una mayor cantidad de empleados.

“Si bien con posterioridad a la devaluación hemos recibido consultas respecto a la dolarización de la compensación ejecutiva, no es una práctica generalizada del mercado. La volatilidad de Argentina en términos de devaluación y alta inflación, en donde en algunas ocasiones la inflación crece más aceleradamente que la devaluación y, viceversa, hace que a las compañías le resulte difícil migrar su política de pago a dólares, porque entienden que, lo que puede resultar beneficioso para un ejecutivo en un momento determinado, puede perjudicarlo en un plazo no muy lejano. En general, aquellos casos que tienen su compensación definida en dólares responde más a que son perfiles o puestos empleables en el mercado internacional, más que a una respuesta específica a la coyuntura actual”, expresó Ivana Thornton, Directora de Career de Mercer.

Los datos surgen del relevamiento realizado en setiembre entre 45 empresas líderes nacionales y subsidiarias de multinacionales.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo