El Cronista Comercial
MARTES 16/07/2019

Magritte, acompañado por sus hombres con bombín, es la actual estrella del mercado

Se revalorizó su obra porque su mercado, que era europeo y luego americano, encontró nuevos actores interesados en Asia. Surrealismo cuestionado.

Magritte, acompañado por sus hombres con bombín, es la actual estrella del mercado

Hace 5 años en estas páginas de El Cronista, sosteníamos que era un artista infravaluado y que sus precios aumentarían. Esto ocurrió porque su mercado que era europeo, y luego americano, encontró nuevos actores interesados en su obra. Hoy los japoneses, chinos, coreanos, taiwaneses e indonesios pujan por sus obras y en dos años, en tres ocasiones, sus precios han sido récord y cinco de sus obras han superado los u$s 15 millones.

René Magritte (1898-1967) es el artista belga más famoso y la estrella, junto a Joan Miró, de los remates de surrealismo. No creo que sea un artista surrealista, incluso frecuentó durante tres años a ellos en París, pero luego se alejó del grupo. Fue De Chirico quien influyó en él a partir de 1922, pero creo que es más correcto hablar de un ‘Realismo mágico’ y no de surrealismo, él manifestaba “que yuxtaponía objetos comunes, y realizaba juego de duplicaciones y exageraciones de objetos comunes”.

Pintaba en su cocina y en el living de su casa, conoció a su mujer cuando tenía 15 años y siempre se consideró un burgués. Realista sin duda, manifestaba “la pintura debe ser una imagen que se parezca lo más posible a la realidad”. Realizó unas 1300 obras en óleo y unas 2500 témperas y dibujos, también el grabado fue fuente de su trabajo. En la década del 20 realizaba una obra cada 48 horas pero al final de su carrera realizó muy pocas, incluso luego de su pasar surreal, dejó de pintar durante tres años.

A partir de 1951 comienza a utilizar sus hombres con bombín que se convierten en una marca en su obra. Creo que el reconocimiento actual de Magritte es producto también del fácil reconocimiento de su obra y de la tarea de la fundación y comité de expertos que están protegidos por la legislación Belga. Esto no ocurre por ejemplo con la obra de Andy Warhol que ya no es certificada por la Fundación porque han sufrido numerosas demandas por sus opiniones y ya no certifican nada. Hace un mes se vendió una pequena témpera con tres árboles titulada “Las Misteriosas Barricadas” (aquí ilustrada), la misma se había vendido en 1975 en 13.000 libras esterlinas y ahora se vendió en 1,9 millones de libras demostrando el interés actual por este genial artista.

Su obra está cargada de ironía y él sostenía “no hay respuestas en mi pintura, sólo preguntas”… Su obra necesita del observador para ser completada. Siempre nos pone en duda frente a lo que estamos viendo, es como un juego de eso es, o no lo es. Nos hace ver aquello que otros tan sólo miran. También una de sus obras con bombines se vendió hace un mes en u$s 24,4 millones y no me extranaría que durante este ano se logre un precio aún mayor. Las grandes obras son por su calidad y no por su tamano y se están yendo a Asia. No tuvo mucho éxito en vida y solamente el mismo le llegó al final de su vida con una retrospectiva en el MOMA de Nueva York, dos años antes de fallecer por un cáncer.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo