El Cronista Comercial

La devaluación y el riesgo político sofocan la 'Revolución de los aviones'

La devaluación y el riesgo político sofocan la 'Revolución de los aviones'

En 10 meses de 2019, hubo 124.420 vuelos de cabotaje, 5% más que un año antes y 28% por encima de los de igual lapso de 2015. Transportaron a 13,3 millones de pasajeros, un crecimiento interanual del 14% y del 59%, en la comparación con cuatro años antes. El 63% viajó por Aerolíneas Argentinas, cuyo share es 6 puntos inferior al de 12 meses atrás; 11, si se va a la era previa a la Revolución de los aviones. En cambio, FlyBondi cumplió 7962 vuelos, 2537 más que un año atrás, duplicó sus pasajeros, a 1,2 millón, e incrementó 15 puntos, a 80%, su tasa de ocupación. Creció en 3 su share, al 9%. En tanto, Norwegian voló 6718 veces, con 880.000 personas y una ocupación del 69%; su participación es de 7 puntos. JetSmart despegó en febrero. Registró 2733 vuelos y 359.000 pasajeros, el 71% de sus asientos (3% de share).

Pero hay una realidad que los números no muestran. Hace un año, Julian Cook dejó la gerencia general de FlyBondi, presionado por inversores que ven demorado -por no decir "cancelado"- el arribo de su break-even. Avian, licenciataria de la marca Avianca, entró en concurso preventivo. Norwegian, que había aterrizado hace un año, anunció ayer la venta de su operación local a JetSmart.

Las low-cost, bandera del gobierno saliente, atraviesan turbulencias. La devaluación complicó la ecuación financiera, de costos dolarizados (en especial, combustibles) y pasajes en pesos. A eso, se suma el riesgo político. La presunción de de una Aerolíneas recargada, con un gobierno K en la torre de control, no augura mejoras. Como si a la Revolución de los Aviones le hubiera llegado la hora de la contrarrevolución.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo