El Cronista Comercial

Guiño a Uber: la Justicia de Brasil determinó que los conductores no son empleados

En Australia y los Estados Unidos ya había recibido resoluciones similares en los últimos meses

Guiño a Uber: la Justicia de Brasil determinó que los conductores no son empleados

Uno de los pilares del modelo de negocios de Uber está basado en que los ‘socios-conductores’, como los llama la plataforma, no son empleados. Hoy, la compañía basada en San Francisco recibió un guiño por parte de la Justicia brasileña luego de que el máximo tribunal de aquel país le diera la razón sobre esta materia.

El Supremo Tribunal de Justicia de Brasil (STJ) dictaminó que los choferes que forman parte de la aplicación de transporte no son empleados de la firma y, por lo tanto, no tienen derecho a una serie de beneficios usuales en la relación de dependencia. La decisión fue unánime por parte de sus 10 miembros y torció un anterior fallo por parte de una corte local, según apunta Bloomberg.

“Los conductores no tiene una relación jerárquica con Uber porque el servicio que proveen es casual, no tiene una cantidad de horas laborales preestablecidas ni un salario fijo, por lo que no existen las características para determinar que las partes tienen un lazo laboral”, justificó el STJ. Y detalló: “Las herramientas tecnológicas que actualmente está disponibles permiten desarrollar nuevas formas de interacción económica. De esta manera se creó la economía colaborativa, en la que los servicios provistos por un conductor privado son intermediados por compañías tecnológicas”.

La plataforma opera en más de 100 ciudades alrededor del mundo y, de acuerdo a su sitio oficial, cuenta con alrededor de 600.000 ‘socios-conductores’ en el mercado brasileño. “La decisión refuerza más de 250 fallos de otras cortes en Brasil que resolvieron que no hay vinculo laboral entre Uber y sus conductores”, agregó la empresa en un comunicado.

Con plan de negocios renovado, Avian busca volar tras el concurso

Avian Argentina, que voló en el país bajo la marca Avianca Argentina entre noviembre de 2017 y junio pasado, apunta a superar su concurso de acreedores para sobrevivir hasta el cambio de Gobierno.

No se trata de la primera ‘buena noticia’ que recibe Uber sobre este tema a nivel mundial. En mayo, el Consejo General Federal del Trabajo, dependiente del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, determinó que los conductores no son empleados de la firma. Lo mismo sucedió en junio cuando la defensoría del Pueblo de la Equidad en el Trabajo en Australia publicó una resolución similar.

Sin embargo, recientemente la compañía anunció, junto a su rival Lyft, que desembolsarían u$s 60 millones para combatir un proyecto de ley en California que las obligaría a tratar a sus choferes como si hubiera una relación de dependencia.

En el mercado argentino, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) le reclamó a la plataforma una deuda por más de $  358,7 millones, de la cuales más de $ 211 millones eran por en concepto de aportes, contribuciones a la seguridad social, intereses y multas por sus 16.000 conductores. La respuesta de la compañía fue la misma: “Uber no evadió ni evade aportes de la seguridad social, ya que no corresponde su pago por la naturaleza de la actividad que realizan los conductores”

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo