LUNES 17/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Grandes dinastías familiares con pintores de renombre engalanan las subastas

Entre las obras de la familia Koekkoek, con 16 artistas destacados, y los ocho miembros del clan Brueghel con sus pinturas, los Old Masters se afianzan en los remates de Londres

por  IGNACIO GUTIÉRREZ ZALDÍVAR

Especial para El Cronista

0

Comenzaron las ventas de Old Masters, categoría de pintores y escultores que trabajaron antes de 1820. Londres es la ciudad adecuada para comprar arte antiguo y son las mejores galerías las que se encuentran allí.

Generalmente muestran sus mejores pinturas en marzo, en la que considero la mejor feria de arte que es la que se realiza en Maastricht (Holanda). La mayoría de los lotes importantes que se ofrecen en Christie’s fueron adquiridos en dicha feria hace dos décadas. Los holandeses y belgas se destacan y hay dinastías familiares que han tenido durante siglos pintores de renombre. Una de ellas fue la familia Koekkoek, con 16 artistas destacados y el último de ellos vivió y trabajó en Argentina y fue el genial y atormentado Stephen Robert.

Otra familia destacada es la de los Brueghel, durante dos siglos, ocho artistas (abuelo, hijos y nietos), trabajaron y curiosamente los hijos se inspiraban en las obras de sus padres y las copiaban o bien se inspiraban en ellas y hacían pequeños cambios. Pieter Brueghel el Viejo, nacido en 1525, vivió solamente 45 años y pintó 45 obras. La mayoría las podemos ver en Viena, en el Museo de Arte Antiguo. Tabajaba en Bruselas y fue el primero que pintó nieve en sus obras cargadas de personajes y misterio. Sus hijos fueron Pieter el Joven (1564-1636) y Jan Brueghel el Viejo (1568-1625). No estudiaron con su padre ya que murió en 1570 y uno tenía seis años y el otro dos años, pero durante toda su vida, en especial Pieter, tuvieron los cuadros del padre como su camino plástico.

Pieter realizó 1000 pinturas y una de las más bellas está en la Colección Amalita de Puerto Madero. Alguna de sus obras se cotizan en u$s 10 millones y la que se ofreció ayer tenía una base de 5 millones y está prácticamente copiada de una del padre que está en el Museo de Berlín.

También se ofrece una muy grande de su hermano Jan Brueghel el Viejo, pintada como era su costumbre sobre cobre, ya que era más fácil de transportar que las pesadas pinturas sobre madera. Generalmente son como miniaturas pero ésta mide 53x73 cm.. Es un típico paisaje de los Países Bajos y muchas de sus obras han sido realizadas en colaboración con el inigualable Pedro Paul Rubens de quien era su colaborador, junto al genial Frans Snyders y Anthony Van Dyck. Su paisaje estuvo durante siglos en Brasil y se vendió en la fortuna de u$s 2 millones en 1990 (u$s 4 millones de hoy). Creemos que superó los u$s 3 millones que tenía estimados.

El lote más valioso a la venta es un doble retrato de un matrimonio de 36 años de Frans Hals (1581-1666). Este longevo artista fue el mayor retratrista holandés junto a Rembrandt y está garantizada la venta en u$s 12 millones. Todos envidiaban su uso del negro y Van Gogh estimaba que hacía más de 45 diferentes. Una lindísima obra es la de Sir Anthony Van Dick (1599-1641), quien fue un insuperable retratista, mano derecha de Rubens y desde 1620 el artista con más éxito en Londres. En sus primeros cuatro meses allí realizó tres obras y una se ofrece en esta subasta.

Durante siglos fue titulada como “Retrato de Rubens y su esposa”, pero hace 30 años se descubrió que son el Duque de Buckingham y su mujer, quienes se casaron en mayo de dicho año y la obra es titulada “Venus y Adonis”, la alegoría del retrato. El artista sólo vivió 42 años y sus obras son muy disputadas. Por ésta creemos que se superan los u$s 3 millones con facilidad.

La otra pintura que nos gusta es un espléndido bodegón de Frans Snyders (1611-1661), otro discípulo de Rubens que junto a él trabajó mucho para la Corte de España. Creemos que superará u$s 1 millón sin problemas.
Son 10 las obras millonarias del remate de Christie’s. Su rival Sotheby’s vendió el miércoles u$s 40 millones. Un pequeño Rembrandt, un boceto que hacía 60 años no se veía, llegó a los u$s 12 millones y se vendió el 85% de lo ofrecido. Vende ahora 117 obras con valores entre u$s 10.000 y u$s 100.000.

Desde la locura de la venta, hace un año, del Da Vinci en u$s 450 millones, este mercado de Arte Antiguo tiene renovados bríos y veremos cómo se refleja en esta venta. La semana pasada se vendieron muy bien en Buenos Aires, las tallas españolas de la Colección de Acelain en Tandil, y también las cerámicas antiguas chinas, bien disputadas por comerciantes ingleses y de otras partes del mundo que vinieron a pujar.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo