El Cronista Comercial

Mudarse al interior: los precios de la vivienda en Bariloche, Córdoba y Mendoza

Durante la cuarentena, se duplicaron las consultas para adquirir casas. En su mayoría, son familias que buscan verde y una más vida tranquila en ciudades medianas y pequeñas

Por teletrabajo y m2 hasta 50% más barato que en CABA, esperan aluvión de mudanzas a Bariloche, Mendoza y Córdoba

Los meses de cuarentena hicieron que muchos porteños empezaran a mirar con buenos ojos la posibilidad de mudarse al verde countries y barrios cerrados. Pero, también, con la certeza de que el teletrabajo es posible y que lo único necesario es una buena conexión a Internet, fueron muchos los que pensaron más allá y comenzaron a plantearse una mudanza a ciudades medianas y pequeñas en el interior del país.

Así, en los últimos meses, se duplicaron las consultas para comprar y alquilar en las provincias. Y, aunque las restricciones propias de las medidas de aislamiento dificultaron la concreción de operaciones, los brokers vaticinan un boom en los próximos meses.

Es que, por el mismo precio por el que se puede vender una propiedad en Buenos Aires, se accede a casas con parque en zonas como Bariloche o Mendoza. Y, si el destino elegido, por ejemplo, es en las sierras de Córdoba, se pueden obtener precios hasta un 50% menores que los de la Capital.

"Si bien en Bariloche es una constante en todas las temporadas, este año, nos llegaron muchas consultas a partir de agosto. Lo que nos dicen es que buscan cambiar su estilo de vida", describe Alejandro Ferrara, dueño de Ferrara Propiedades. 

En su mayoría, agrega, son familias que quieren vender la propiedad en la que viven y que apuntan a casas de tres dormitorios con parque. Los precios para este tipo de inmuebles arrancan en u$s 200.000, aunque hay opciones más pequeñas de propiedad horizontal, desde los u$s 120.000.

Una casa de 272 metros cuadrados y seis ambientes cerca del kilómetro 13 del camino a Llao Llao está publicada en ZonaProp por u$s 350.000 (u$s 1200 por metro). Es casi el mismo precio que un deparmento de 120 metros cuadrados en Libertador al 800, en pleno barrio porteño de Retiro.

También buscan alquilar, aunque el mercado en la ciudad patagónica está muy complicado. Con la sanción de la nueva ley, muchos propietarios decidieron retirar sus inmuebles de la oferta y eso empujó el valor inicial del contrato entre un 15 y un 20 por ciento.

"La semana pasada, alquilamos una casa de tres dormitorios a una familia que venía a instalarse por $ 50.000 al mes. Pero lo cierto es que no hay mucho para alquiler a tres años en la ciudad", señala.

En situación normal, entre el 5% y el 10% de quienes hacen averiguaciones en temporada termina concretando la operación. Y aunque, por el momento, la situación actual está lejos de esa tasa de conversión, Ferrara cree que, en los próximos meses, se verá un repunte importante en ventas.

La situación es similar en Mendoza. En los últimos meses, quienes administran el sitio MendozaProp notaron que crecían las consultas para adquirir quintas en las afueras de la capital provincial, especialmente, en Chacras de Coria, o fincas en Luján o en el valle de Uco.

"No es un movimiento habitual. Lo usual eran consultas de alquiler para turismo. Pero, ahora, vemos que se quieren mudar. Hay algunos que alquilaron casa para la temporada y pidieron que les armáramos una carpeta con opciones para comprar, porque quieren ya quedarse de manera definitiva", cuenta Estanislao Puelles, socio de Ricardo Milan y Asociados y presidente del Colegio Inmobiliario de Mendoza.

Para alquilar una casa de 200 metros cuadrados, con tres dormitorios, pileta y un terreno de entre 500 y 700 m2 en algún barrio cerrado de Chacras de Coria, hay que pensar en alrededor de $ 80.000 por mes. En cambio, si se busca comprar un inmueble de esas características, los precios arrancan en u$s 200.000

"Este año no fue tan malo como 2019 en Mendoza. El mercado se movió porque hubo un sinceramiento de los precios, que hoy están entre un 25% y un 30% más bajos en dólares", dice Puelles y agrega que el metro cuadrado construido en Chacras de Coria –en Luján de Cuyo y donde está la mayoría de los barrios cerrados– ronda los u$s 1000, una tercera parte de los casi u$s 3000 que se pide por metro en promedio por un departamento en Recoleta.

En el valle de Calamuchita, en Córdoba, empezaron a ver interés de porteños y santafesinos ya a fines de mayo. Y cada extensión hacía crecer las consultas de quienes querían dejar su departamento para cambiarlo por una casa con vista a las sierras.

"La mayoría busca lotes para construir y quiere alquilar algo mientras tanto. Eso es un problema porque esta es una ciudad chica y la mayor parte de nuestra oferta está destinada al turismo", dice María Eugenia Diviú, de Diviú Propiedades.

En la zona, se pueden conseguir casas de tres dormitorios sobre un terreno de 800 m2 por entre u$s 80.000 y u$s 120.000. Hay oferta de casas al pie de las sierras y a 15 cuadras del centro por u$s 750 el metro cuadrado. Eso es poco más de la mitad de los u$s 1400 del precio más barato en Buenos Aires, en el barrio de Constitución.

Y, en estos meses, hubo muchos compradores que dejaron seña y están esperando que se levanten las restricciones a la movilidad para poder escriturar.

"Este año, se duplicaron las consultas. Y, por lo que vemos, cuando se levante la cuarentena, vamos a cerrar muchas más operaciones de lo que estamos acostumbrados", concluye Diviú.