El Cronista Comercial

El e-commerce impulsa la transformación del sector logístico

En un encuentro organizado por Cushman & Wakefield y El Cronista, tres especialistas debatieron sobre las nuevas oportunidades que genera en el mercado inmobiliario el avance del comercio electrónico local. Crece la demanda de depósitos para instalar centros de distribución de empresas.

Hay un crecimiento sostenido de marcas que incorporan la venta digital. El e-commerce local movió $ 152.619 millones en el primer semestre del año y creció un 56% en volumen de ventas con respecto al mismo período de 2018, pese a la retracción del consumo, según datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE).

El boom que vive el sector trae aparejadas oportunidades para otros sectores, como la industria logística y el mercado inmobiliario. Es que la necesidad de contar con centros de distribución modernos para los productos adquiridos a través de un e-shop es cada vez mayor, por lo que crece la demanda de estos espacios.

Dos factores determinantes

Resulta cada vez más difícil encontrar locaciones que cuenten con los requerimientos básicos para transformarse en centros urbanos logísticos”, dice Santiago Isern, Broker Senior especializado en inmuebles industriales de Cushman & Wakefield, y enumera los dos factores determinantes a tener en cuenta.

Santiago Isern, de Cushman & Wakefield
Santiago Isern, de Cushman & Wakefield

“Por un lado, la ubicación es esencial. Es conveniente que estos puntos estén situados, preferentemente, en la Ciudad de Buenos Aires o en sus proximidades para estar cerca de los consumidores finales, dadas las altas exigencias que ellos imponen en relación a los plazos de entrega de los artículos que compraron, que tienden a acortarse. Cada mejora en los tiempos se traduce en una mayor demanda, lo cual impacta en los resultados de negocio”, describe Isern

“Por otra parte, los predios deben cumplir con condiciones técnicas específicas”, añade.

Oferta escasa

Para Isern, hoy, resulta difícil conjugar ambos aspectos, ya que escasea la oferta de superficies de este tipo –que rondan en torno a los 2500 y 5000 metros cuadrados– en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Pero considera que “la ciudad deberá prepararse para responder a esta necesidad”.

En un encuentro organizado por El Cronista y Cushman & Wakefield con distintas empresas del sector, Eduardo Bastitta, CEO de Plaza Logística, empresa que desarrolla parques logísticos, relata la experiencia de la construcción del fulfillment center de 73.000 metros cuadrados que llevó a cabo la compañía para Mercado Libre a comienzos de 2018.

“La entrega rápida es uno de los principales retos que enfrenta la industria logística hoy. Pero también debe contemplarse la eficiencia: un proceso que asegure la llegada del paquete al consumidor sin errores, en buen estado y en el plazo acordado”, apunta Bastitta.

“Una vez instalados los grandes centros de distribución, surge la necesidad de darles soporte a estas estructuras mediante infraestructuras accesorias, como depósitos más chicos, por lo que es una buena oportunidad para invertir en este segmento”, añade el número uno de la firma que este año desembolsó u$s 60 millones para ampliar cuatro de sus seis parques de la provincia de Buenos Aires y prevé inaugurar dos nuevos parques a mediados de 2020.

En esta línea, el ejecutivo de Cushman & Wakefield comenta que la vacancia de espacios logísticos de clase A está en los dos dígitos, aunque varía de acuerdo al tamaño de la superficie y la ubicación. “Estas inversiones presentan indicadores más saludables y con un mayor potencial que otras opciones más tradicionales”, afirma.

Bastitta, Tordó e Isern, durante el encuentro organizado por Cuhman & Wakefield y El Cronista
Bastitta, Tordó e Isern, durante el encuentro organizado por Cuhman & Wakefield y El Cronista

En tanto, Mariano Tordó, director de E-commerce & Marketing Director de Farmacity cuenta que la compañía tiene en el país dos centros de distribución: uno en la localidad bonaerense de Ciudadela y otro en Córdoba.

“El canal online representa alrededor del 3% de las ventas de Farmacity. Aunque el porcentaje aún es bajo, el negocio crece un 100% año a año. Hay que tener en cuenta que no todas las categorías que comercializamos pueden venderse de esta manera”, sostiene Tordó, mientras revela que los productos de cosmética y cuidado personal, artículos para bebés y algunos alimentos son los que más se venden en la plataforma de e-commerce de la empresa.

En el último CyberMonday, Farmacity vendió en una semana un volumen equivalente al de tres meses. “Observamos que los consumidores se inclinan por operaciones de mayor volumen, con un promedio de ocho ítems por compra. Dada la importancia que cobra el comercio electrónico, estamos ampliando la red de puntos pick-up que tenemos en nuestras sucursales. Esto implica adaptar los locales y nuestra operación, al igual que pensar en cómo replicamos la propuesta de valor del canal físico en el digital”, explica el ejecutivo.

Nuevos empleos

Pese a que las propiedades necesarias para dar una buena respuesta logística requieren de la automatización de procesos para ser más productivos, en el encuentro organizado por Cushman & Wakefield y El Cronista, los especialistas destacan que la tecnificación no eliminará puestos de trabajo, sino todo lo contrario.

“Se estima que la propagación de estos espacios en los próximos años generará entre 1,5 y 2 puntos del PBI y creará entre 60.000 y 70.000 puestos laborales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA)”, dice el CEO de Plaza Logística.

Al respecto, el representante de Farmacity aclara que los depósitos del retailer “todavía no cuentan con un nivel alto de digitalización”, por lo que muchas tareas se siguen desarrollando de forma manual.

Para Santiago Isern, de Cushman & Wakefield, está claro que las oportunidades de inversión inmobiliaria son múltiples y muchas están aún por surgir.

Shopping