El Cronista Comercial

Alquiler temporario a estudiantes y expatriados, la opción más rentable

En un contexto de muy bajo rendimiento en los contratos de locación tradicionales, el mercado de temporarios es una salida cuando se evita la vacancia.

Alquiler temporario a estudiantes y expatriados, la opción más rentable

Tras la devaluación posterior a las PASO, que llevó la rentabilidad del mercado de alquileres a un piso histórico, los propietarios buscan qué hacer para mejorar, aunque sea un poco, el rendimiento que obtienen de sus inmuebles. Y con un mercado de compraventa en baja desde hace varios meses, la opción de pasar de un contrato de locación tradicional a uno temporario se vuelve tentadora.

"Lo importante es tener en cuenta qué se quiere. Una propiedad cara puede usarse para turismo, pero hoy hay mucha oferta de departamentos en ese mercado, además de hoteles", explicó Darío Rizzo, CEO de Alternativa Propiedades, inmobiliaria especializada en alquileres temporarios, que tiene la administración de más de 1250 unidades en su cartera.

En el mercado aseguran que hasta agosto del año pasado, el stock de propiedades destinadas a turismo era relativamente bajo. Eso garantizaba una rentabilidad por encima del 6% anual, con precios dolarizados y una un nivel de ocupación relativamente alto. 

Sin embargo, desde hace un año fueron muchos los que se volcaron al alquiler para turistas y hoy ya se empieza a ver sobreoferta. Según los datos que maneja Airbnb, en la ciudad hay más de 11.800 departamentos disponibles para turistas, que tienen una ocupación promedio de 73 noches al año.

Los alquileres no suben al ritmo del dólar y la rentabilidad toca su piso histórico

El salto que el dólar pegó la semana pasada todavía no se empezó a reflejar en los precios de los alquileres. La falta de actualización de los salarios dificulta la actualización de los valores y la rentabilidad, que aún no se había recuperado de la devaluación de 2018, está en un piso histórico.

En cambio, detallan, el segmento con más posibilidades de crecimiento es el que apunta a los ejecutivos expatriados y, sobre todo, a estudiantes extranjeros

"La devaluación dejó al país como un destino interesante para venir a estudiar. Es un fenómeno que ya vimos en otras oportunidades", apuntó Rizzo y destacó que, además, para ingresar en este mercado no hace falta tener unidades que estén en las zonas más caras de la ciudad. 

Antes de agosto, estudiar en Buenos Aires costaba diez veces menos que hacerlo en San Pablo. Por ese motivo, los operadores de alquileres temporarios esperan que el próximo año se incremente sustancialmente el número de extranjeros que decidan asistir a la universidad en la ciudad.

"Las necesidades que tiene un estudiante son distintas a la de otros inquilinos,  especialmente en lo que se refiere a la flexibilidad en el contrato. Lo que vemos es que falta una oferta que atienda específicamente ese segmento", explicó Juan Mora, CEO de Casa Campus, un emprendimiento que ya tiene cuatro edificios para estudiantes y otros cuatro en desarrollo.

"En el mercado destinado a ejecutivos de empresas los alquileres se pactan en dólares, pero es un segmento que ahora está en baja", explicó Rizzo

Para equipar un departamento destinado a alquiler temporario es necesario invertir unos u$s 4500 en caso de que solo se trate de amoblarlo y equiparlo. Con un alquiler de $ 30.000 mensuales por un dos ambientes –el precio debe incluir todos los gastos–, la inversión se recupera en aproximadamente un año.

Rizzo destacó que al apuntar a este mercado, se puede alcanzar una ocupación cercana al 100%. Así, la renta obtenida puede igualar e, incluso, superar lo que se alcanza cuando se ofrece la unidad para el turismo.

"El segmento de estudiantes es muy atractivo y todavía hay mucho por hacer. Hay que hacer los deberes para permitir que siga creciendo", concluyó Mora.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo