El Cronista Comercial

YPF vendió una torre en u$s 30 millones y analiza desprenderse de su sede histórica en el centro

El edificio de Tucumán 744 fue adquirido por AySA, que hasta ahora estaba alquilándolo. Fuentes del mercado dijeron que el edificio de Diagonal Norte al 700 también tiene cartel de venta

YPF vendió una torre en u$s 30 millones y analiza desprenderse de su sede histórica en el centro

La petrolera estatal YPF confirmó ayer la venta de un edificio que tenía en el centro porteño por u$s 30 millones. La Torre Blanca, situada en Tucumán 744, fue comprada por Aysa, que hasta ahora alquilaba ese mismo espacio. La operación se cerró con pagos a 30, 60 y 90 días, y 36 meses, un esquema normal para este tipo de propiedadades.

El edificio vendido tiene 24 pisos y 4 subsuelos, con una superficie total de 30.000 metros cuadrados. Fue diseñado por el reconocido arquitecto Mario Roberto Álvarez en 1980 y construido por Astra Evangelista.

La operación inmobiliaria se enmarca en la decisión de la petrolera de concentrar sus recursos en la producción de energía. Dentro de este mismo plan, fuentes del mercado inmobiliario indicaron que la empresa tiene en venta su histórica sede de Roque Sáenz Peña 777, que actualmente está ocupada por distintas compañías.

"El edificio de Diagonal en realidad son dos, pero no se pueden separar, porque comparten servicios. En total tienen unos 23.000 metros y, antes de la cuarentena, YPF pedía u$s 1950 por metro. Hoy el mercado es otro, por lo que creemos que si les llega una oferta de entre u$s 1400 y u$s 1500, la operación se puede cerrar", dijeron las fuentes.

El reordenamiento de los activos de real estate de la compañía, según informó el sitio especializado EconoJournal, fue impulsado por los cambios que la pandemia introdujo en el mundo del trabajo. El proyecto incluso podría abarcar a la torre que la empresa tiene en Puerto Madero y que es su sede desde 2008. Además, en Neuquén dejará de alquilar cinco pisos fuera de la histórica base de operaciones de YPF en esa provincia, en la calle Talero.

La política de austeridad llegó a la compañía en momentos en que la pandemia golpeó con fuerza los resultados. Pese a que en el tercer trimestre, la empresa informó un importante recorte de pérdidas, la compañía acumula un rojo de u$s 1637 millones en lo que va del año.

"En este marco de pandemia, y a pesar de estos signos de recuperación, la utilidad neta del trimestre fue una pérdida u$s 319 millones, lo que representa una mejora significativa en comparación con el rojo de u$s 1382 millones del trimestre anterior, pero aún en territorio negativo ya que los efectos de la pandemia continuaron afectando los resultados económicos", destacó la compañía en la presentación de sus resultados.

La empresa señaló que las decisiones que tomaron a partir de abril, en plena cuarentena. le permitieron mejorar ingresos, mantener costos bajo control, preservar la caja, despejar el futuro financiero y recuperar gradualmente la actividad. Esto impactó de forma positiva en el ebitda, que se ubicó en u$s 472 millones y  tuvo una mejora significativa en comparación con los u$s 171 millones del trimestre anterior.

En el tercer trimestre de 2020, los ingresos aumentaron un 19,5% (expresado en dólares) como resultado de la recuperación en las ventas de combustibles y la estabilización de la producción de petróleo y gas.

Más demanda

La demanda de productos refinados se recuperó significativamente con respecto al trimestre anterior, impulsada por el aumento del 41% en los volúmenes vendidos de nafta y 22% en diésel, aunque todavía no se alcanzaron los niveles prepandemia. Los precios en el surtidor se ajustaron dos veces durante el trimestre y acumularon, en promedio, un incremento del 8% en pesos.

También mejoró el nivel de procesamiento en las refinerías que alcanzaron un nivel de utilización del 73% en el trimestre, frente al mínimo alcanzado en abril del 47%. En tanto que la producción total de hidrocarburos se estabilizó en 468.500 barriles de petróleo equivalente al día tras la reanudación gradual de la actividad.

"Las inversiones, si bien se mantienen bajas respecto al mismo período del año anterior, se comenzaron a recuperar a medida que se fue retomando la actividad productiva", señaló la compañía.