El Cronista Comercial

Von Schulz, de Merck: "En una pandemia no hay oportunidad de hacer negocios"

El número uno del laboratorio aseguró que la industria farmacéutica tiene que ser clara en la manera en que se comunican los avances contra el Covid-19

Von Schulz, de Merck:

"En una pandemia no hay una oportunidad de negocios, sino que tenemos la responsabilidad de encontrar una solución", dijo sin dudar un instante Cristian Von Schulz, managing director de Grupo Merck en la Argentina y general manager del negocio de Biopharma para el Cono Sur, sobre el desafío que la crisis del Covid-19 le puso por delante a la industria farmacéutica global.

Así, con la vacuna para el coronavirus como procupación fundamental, el sector tiene que ser claro en la manera en que se comunican los avances. En ese sentido, el ejecutivo explicó que no es fácil responder cuándo va a estar lista la vacuna, porque son muchos pasos que se deben seguir hasta la aprobación regulatoria. En el medio, hay muchos procesos.

"Para llegar a una molécula exitosa hay que trabajar en otras 10.000. Hablamos de unos u$s 2500 millones de inversión. Y estos desarrollos farmacéuticos no tienen tiempos televisivos. No se puede espiar nada hasta que la investigación no esté terminada, porque se trabaja con doble ciego. Pero también hay que saber que la vacuna no es la única salida a la que hay que poner foco. También es necesario avanzar en la búsqueda de métodos de tratamiento", señaló durante el 10° CEO Profile organizado por El Cronista y revista Apertura.

Dentro de los múltiples ensayos que se están haciendo, Von Schulz destacó que están trabajando sobre cuatro posibles tratamientos. Uno de ellos utiliza un interferón indicado en esclerosis múltiple. 

Además, el laboratorio también tiene otros enfoques de trabajo con respecto a la pandemia. Por el lado del diagnóstico, cerca del 70% de los test PCR contienen elementos desarrollados por Merck. En tanto, están presentes en al menos 45 proyectos de vacuna, en los que interviene en en la parte industrial del proceso, como la tipificación del virus.

"La pandemia abrió la colaboración en la industria. Vemos empresas que ven que sus ensayos fallan, ponen plantas a disposición de otras para la producción de vacunas. Yo digo que cuando los países cerraron sus fronteras, la ciencia abrió toda su información", agregó.

Médico cardiólogo y emergentólogo de formación, Von Schulz dice que su experiencia clínica le permitió aprender a tomar decisiones rápidas. Así, cuando en marzo se anunció el inicio de la cuarentena , pudo hacer lo necesario para que al día siguiente a ningún paciente le faltaran los medicamentos que necesitaban para vivir. 

"Eso me permitió que el 20 de marzo la empresa estuviera funcionando. Creo que el propósito de una empresa de ciencia y tecnología en tiempos como estos es poner los recursos a dispoción para enfrentar la emergencia. Se responde primero lo urgente para poder seguir después con lo importante", explicó.

En ese sentido, aseguró que es necesario tener equipos que se autogestionen y tengan potestad para tomar decisiones. Eso es lo que le permitió en estos meses me permite seguir avanzando y que la compañía pudiera seguir cuidando a la gente y a los pacientes.

A nivel personal, el ejecutivo destacó que siempre se puede aprender algo de las personas con quienes uno se cruza. En su caso, además, el ejercicio de la medicina le enseñó cómo ser cercano con la gente.

"Hay dos enseñanzas que yo rescato. Una vez alguien me preguntó qué haría si estuviera en un accidente aéreo como la Tragedia de los Andes. ¿Estaría asustado o elegiría salir adelante? Y está claro que siempre hay que estar entre estos últimos. Hace poco, otra persona me dijo que a lo largo de su carrera muchas veces eligió colaboradores por currículum y trayectoria, y salió mal. Pero que cuando se elige por potencial es difícil equivocarse", expresó.