El Cronista Comercial

Vicentin acelera la venta: ya tiene banco en Nueva York para buscar inversores

La cerealera contrató a Maxim Group para que lo ayude a encontrar inversores que la salven de la quiebra y desarrollar un plan de negocios

Vicentin acelera la venta: ya tiene banco en Nueva York para buscar inversores

Después de haberse frustrado la intervención estatal y mientras avanza el concurso preventivo, Vicentin SAIC pone primera en la búsqueda de inversores que entren al negocio y lo ayuden a salir de la crisis en la que se encuentra inmersa la cerealera desde hace al menos 10 meses, cuando se declaró en default

La agroexportadora contrató al banco de inversión neoyorquino Maxim Group para que lo ayude a elaborar un plan de negocios en su proceso de reestructuración y a encontrar posibles compradores que la salven de la quiebra.

"A partir de distintas propuestas de cooperación internacional, para imprimir dinamismo y organicidad al proceso concursal iniciado en marzo del corriente año, en beneficio de todas las partes involucradas –accionistas, trabajadores, acreedores públicos y privados y comunidades en las que se desarrolla la actividad–, Vicentin decidió contratar a Maxim Group para que lo asesore en la selección de eventuales inversores o aportantes de capital y de financiamiento que coadyuven a solucionar la situación en que la se halla la compañía", destacó la empresa en un comunicado.

"El asesor financiero se involucrará en la generación de los planes de negocio necesarios para recuperar la senda de desarrollo que caracterizó a Vicentin en sus 90 años de trayectoria", remarcó la compañía en el texto que hizo circular, y añadió que mejoras coyunturales como el alza de los commodities agrícolas y la recuperación del crecimiento económico en los principales mercados en los que opera generará condiciones más atractivas para su reestructuración.

En lo que va del año, Maxim Group ejecutó 150 mandatos por más de u$s 6000 millones. La cartera de clientes que maneja abarca empresas de capitalización mediana, de entre u$s 100 millones y u$s 2000 millones. Su equipo de servicios de asesoría financiera está integrado por expertos del sector y brinda asistencia estratégica a una amplia gama de industrias en diferentes países.

En el entorno del complejo agroindustrial, destacan que este es "un paso más" en el intento por recuperar la confianza quebrada del mercado. "Tanto la contratación del banco como el refresh de directivos son señales que el grupo está dando a acreedores e inversores", resaltan. En breve, se dará a conocer el nuevo management de la cerealera: en 10 días, los 109 accionistas de Vicentin se reunirán en asamblea para tratar la renuncia de los 11 integrantes del actual directorio y elegir a la nueva cúpula.

La contratación se venía debatiendo hace un mes y medio. "Maxim Group fue el banco que se eligió finalmente, pero se analizaron otras opciones también", comentan conocedores de este movimiento. El hecho que el banco tenga una extensa trayectoria y tenga su casa central en los Estados Unidos no es un dato menor: le permitiría ampliar el alcance a Vicentin y encontrar inyección de capital extranjero. 

"El grupo financiero es una empresa con una vasta experiencia en la búsqueda de inversores y gestión de empresas en crisis. Su red de contactos, sin dudas, traccionará un mayor interés en Vicentin", comentan. 

En las últimas horas, se empezó a especular con la posible entrada de Olio a Vicentin, un player de la industria local que ofrecería una inversión 100% nacional. El grupo realizó tiempo atrás un acuerdo de fasón con uno de los establecimientos productivos de Vicentin. "Esta y otras propuestas podrían ser estudiadas", reconocieron desde la cerealera.

Según el último balance que presentó hace dos semanas ante el juzgado de Fabián Lorenzini, que lleva adelante el concurso en Reconquista (Santa Fe) y reabrió hace unos días luego de permancer momentáneamente tras confirmarse un caso positivo de Covid-19, entre octubre de 2018 y el mismo mes de 2019, Vicentin perdió más de $ 52.500 millones. El resultado contrasta contra la ganancia de $ 2829,44 millones obtenida en el ejercicio anterior.

Además, su patrimonio neto pasó de $ 30.542,7 millones al 31 de octubre de 2018 a uno negativo de $ 17.502,58 millones un año más tarde. En 2019, las pérdidas acumuladas ascendieron a $ 35.743,61 millones, según el informe de resultados financieros.

Shopping