El Cronista Comercial

Vaca Muerta, la oportunidad para generar divisas

Juan Procacccini, socio de PwC Argentina, líder en Deals - Advisory, remarcó la importancia de reducir la percepción de riesgo para aprovechar las oportunidades

Las oportunidades de inversión que pueden generarse a raíz de la pandemia, ya que en el mundo hay mucho capital disponible y tasas de interés bajas, y la necesidad de cambios estructurales en el país para volverse más atractivo parar los inversores internacionales, fueron algunos de los aspectos analizados por Juan Procaccini, socio de PwC Argentina, líder en Deals - Advisory, en el Energy Summit organizado por El Cronista y la revista Apertura.

Al referirse a las oportunidades que tiene el país de captar la inversión internacional en un contexto tan particular, Procaccini señaló: "Hoy en el mundo hay mucho capital disponible, a tasas muy bajas, buscando retorno. La pandemia genera una situación de movimiento, tanto en los mercados desarrollados como los emergentes. Seguramente va a haber prioridad de inversión en las oportunidades que se generan en los mercados más desarrollados, pero sin duda va a haber mucha disponibilidad de capital buscando mejores retornos en el tiempo, y seguramente van a llegar a Argentina. La industria tiene unos 2,5 trillones de dólares disponibles para invertir. Con lo que, sin dudas, si hacemos las cosas bien, Argentina debería ser un candidato a tomar alguna parte de ese capital disponible". También remarcó que, en el plano local, hay capital disponible (entre $ 700.000 y 1000 millones) que "puede ayudar para nuevos proyectos".

De todas formas, más allá de las oportunidades, Procaccini analizó la situación referida a las inversiones extranjeras en los últimos años y por qué no llegaron en la cantidad deseada: "Argentina precisa inversiones prácticamente en todos los sectores económicos, hace muchos años que no recibe consistentemente inversión extranjera directa y la inversión sobre porcentaje de PBI también viene cayendo consistentemente en el tiempo. Creo que el principal problema es que no tenemos una propuesta atractiva del perfil riesgo-retorno para el inversor, como para decidir desplegar capital en Argentina. En la década de los 90 capturábamos el 16% toda la inversión directa extranjera que entraba a Latinoamérica. En los últimos diez años, no llegamos ni al 3% del total. Si volviéramos a esos niveles, deberíamos estar en entre 20 mil y 30 mil millones de dólares de inversiones extranjeras directas por año. No ocurre porque el perfil de riesgo retorno no es el adecuado. Tiene que ver con la percepción de riesgo altísima que tiene Argentina. Para que el inversor decida invertir hay que trabajar para que ese perfil de riesgo sea percibido de menor gravedad y para que los retornos sean más atractivos que los que tenemos, con varias reformas estructurales que deberíamos hacer".

Al analizar las oportunidades de inversión en el sector energético, más precisamente al referirse a Vaca Muerta, el analista sostuvo: "Es una de las grandes oportunidades que tiene el país para captar inversión y generar divisas. Argentina tiene un potencial por la capacidad productiva y de reservas en Vaca Muerta única en el mundo. Los jugadores globales lo saben y empezaron o están invirtiendo en el sector. La oportunidad que tenemos para desarrollar Vaca Muerta es fijar un framework más claro de contratos y seguridad jurídica en el futuro. Tiene que ver con volver a generar confianza en el largo plazo, tener la certeza de que por más que los Gobiernos cambien es un foco estratégico del país desarrollarlo, y encontrar soluciones que permitan mejorar el costo laboral, logístico e impositivo. Ayudar al inversor a tomar la decisión".

Finalmente, Procaccini se refirió al financiamiento y destacó la necesidad de contar en el país con un mercado de capitales sólido. "Tenemos una oportunidad en Argentina dormida desde hace muchos años que es el mercado de capitales. A partir de la nacionalización de las AFJP en 2008, tenemos muy pocos inversores institucionales activos en nuestro mercado de capitales, y eso hace que haya poco acceso a financiamiento barato, como sí ocurre en otros países de la región, como Chile, Colombia o Perú. Ahí tenemos un gran desafío por delante. Es algo que hay que focalizar para tener un mercado de capitales mucho más activo, que permita financiar a las compañías de manera económica".

Shopping