El Cronista Comercial

Un camino para reducir el estrés

Cada vez más se escucha hablar de mindfulness en las empresas para potenciar el bienestar de sus empleados. Qué es y cómo lo aplican.

Un camino para reducir el estrés

El programa de mindfulness fue iniciado por Jon Kabat-Zinn, biólogo molecular, a mediados de los '70 en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts. Consiste en un entrenamiento sistemático de la atención, que permite desarrollar recursos internos de autoobservación y autorregulación, brindando la posibilidad de romper con la reacción automática del estrés. Las personas aprenden a detenerse, hacer una pausa y a responder de modo adaptativo, desactivando la cadena reactiva que generan las emociones.

Se define a la práctica de mindfulness como "la que cultiva la atención consciente momento a momento. Es el proceso de estar presente, sin juzgar, ya sea desde el hacer como desde el no hacer (simplemente estar y ser). Implica la elección constante de prestar atención", afirma María Migali, professional services Director del Grupo Wellness Latina.

Dafne Schilling, autora de Las doce estaciones del alma nos explica que "consiste en desarrollar nuestra atención plena, no solo como un ejercicio de meditación para calmar las vibraciones de la mente, sino como un ejercicio en lo cotidiano, ser conscientes a la hora de lavarnos los dientes, alimentarnos, dar un paseo o trabajar en plena consciencia. Mucha gente trabaja con este método para bajar ansiedades y estar presente, que es el desafío que tenemos con tanta información que nos llega minuto a minuto".

El modo más eficaz de comenzar es concentrar la atención en la respiración y observar lo que sucede.

La OMS definió al estrés laboral como una "epidemia mundial". Es un fenómeno que preocupa al ámbito empresarial por sus consecuencias: ausentismo, menor dedicación al trabajo, aumento de la tasa de accidentes y baja en la productividad. "Muchas empresas incorporan prácticas de mindfulness para potenciar el bienestar de sus empleados y ayudarlos a encontrar un equilibrio y motivación intrínseca. Algunas de las empresas que publicaron los resultados positivos de implementar programas de reducción de estrés basados en mindfulness son Google, Viacom y Apple", asegura Migali.

"La práctica es aplicable a cualquier persona desarrollando la presencia, estar aquí y ahora con decisiones limpias y claras, porque el pensamiento no está cargado de emoción o tensión. Las prácticas de mindfulness pueden ser pequeñas sesiones de meditación y respiración, hasta jornadas completas de ejercicios que desarrollen la atención plena en el ámbito laboral o personal", destaca Dafne.

Practicarlo aumenta la atención al momento presente; genera habilidades para incrementar la tolerancia al dolor o al sufrimiento; disminuye el estrés, ansiedad y estados depresivos; mejora la adherencia a cualquier tratamiento médico o psicológico; favorece el desarrollo de la empatía, paciencia y autobservación; ayuda a la conexión social y enriquecimiento de los vínculos; mejora el sistemainmunológico.

En cargos medios o altos, favorece la capacidad de liderazgo, ayuda a gestionar las emociones, generando empatía con sus empleados y un clima laboral armónico. Aporta mayor creatividad en la solución de conflictos, equilibrio y enfoque mental en ambientes desafiantes, mayor productividad, predisposición a innovar y capacidad para trabajar en equipo. Otros beneficios para los empleados es el aumento de la capacidad de concentración, la memoria y la creatividad.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo