El Cronista Comercial

Del machete al drone: el plan de u$s 10 millones de Ledesma para tecnificar su producción

La agroindustrial de los Blaquier apuesta a la tecnificación productiva para mejorar procesos. "Esto no es una opción, sino una cuestión de supervivencia", afirmó Javier Goñi, su CEO

Transformación digital: cómo es el plan de Ledesma para ser más eficiente

Como parte del turn-around con el que busca salir de la zona roja -tuvo pérdidas en sus balances de 2016 a 2019-, Ledesma invierte u$s 10 millones en su plan agrícola para incorporar innovación tecnológica en las tareas de campo.

"Con el tiempo, el hombre de campo fue aprendiendo conceptos de agricultura, mecánica y, hoy en día, se transformó totalmente. Ya maneja sistemas, bases de datos, agricultura de precisión y drones. Hubo una transformación cultural muy grande asociada al cambio digital", explicó Javier Goñi, CEO de la empresa, en el encuentro virtual sobre agronegocios Argentina Visión 2020/2040.

En Jujuy, Ledesma tiene una superficie de 40.000 hectáreas de caña de azúcar, con 11 frentes de cosecha. Eso demanda una infraestructura que incluye 700 kilómetros de canales y 1400 kilómetros de caminos internos. La caña de azúcar exige grandes cantidades de agua y el riego es surco por surco. De los u$s 10 millones, u$s 5 millones son para infraestructura de riego.

Sin embargo, la otra mitad del desembolso es para software y monitoreo de equipos (u$s 1,5 millón) y otros u$s 3 millones, para plantación mecánica.

La inversión en tecnología, que ya está ejecutada en un 50%, es adicional a los u$s 7 millones anuales que Ledesma desembolsa en equipamiento agrícola (cosechadoras, tractores, motoniveladoras) y los programas de innovación productiva que realiza en sus plantas industriales.

"Un cambio cultural va acompañado de nuevas herramientas y gente con nuevas habilidades", sumó Goñi, quien identificó a la transformación cultural, digital y a la innovación como tres pilares básicos del plan de negocios de la compañía de la familia Blaquier para recuperar competitividad.

"Con el tiempo, el hombre de campo fue aprendiendo conceptos de agricultura, mecánica y, hoy en día, se transformó totalmente. Ya maneja sistemas, bases de datos, agricultura de precisión y drones. Hubo una transformación cultural muy grande asociada al cambio digital", explicó Javier Goñi, CEO de Ledesma en el encuentro sobre agronegocios Argentina Visión 2020/2040.

"Un cambio cultural va acompañado de nuevas herramientas y gente con nuevas habilidades", sumó el ejecutivo, que identificó a la transformación cultural, digital y a la innovación como tres pilares básicos sobre los que hace eje el plan de negocios de la compañía agroindustrial para la competitividad y supervivencia empresarial.

La transformación tecnológica

La empresa de la familia Blaquier se encuentra sumergida en un proceso de fuerte inversión tecnológica, que significa además una reestructuración de la empresa.

"Esto no es una opción, sino una cuestión de supervivencia", manifestó Goñi, que explicó: "Para llevar a cabo una estrategia ágil y eficiente, reorganizamos la estructura y subdividimos las gerencias: una operativa y otra agrícola". 

Y agregó: "Pusimos un área específica de desarrollo e investigación agrícola dedicada al control de malezas, geotécnica, manejo de imágenes, investigación en suelos, ensayos y gestión de información".

La actual estrategia de Ledesma se basa sobre cinco pilares. En primer lugar, l a implementación de nuevos sistemas de gestión de información ERP y de mano de obra, que permite mejorar procesos, tiempos y seguridad. A esto, se suma el desarrollo de sistemas de riego eficientes a través del Internet de las Cosas y el constante monitoreo para mejorar la productividad de los equipos mecánicos, donde la empresa tiene más de u$s 50 millones invertidos.

En tanto, la gestión por imágenes vía satélites y drones juega otro papel importante. "La nueva generación de drones tiene autonomía de hasta cuatro horas, relevan fallas en la plantación, malezas y hasta pueden aplicar agroquímicos", explica el ejecutivo.

Ledesma está trabajando además en la producción de nuevos sistemas de plantación de semillas artificiales en un partnership con NEF. Esto se debe, principalmente, a que la firma renueva todos los años el 20% de su superficie plantada y requiere alrededor de 100.000 toneladas de caña anuales.

"Hay una tremenda oportunidad, el campo argentino se ha ido tecnificando. Somos muy optimistas sobre lo que se puede hacer a través de la digitalización. Esto requiere gente más capacitada, con mejor empleabilidad y se traduce en una mejor calidad de vida", cerró el representante de la azucarera.

Todo este trabajo en campo genera en Ledesma más de 2000 empleos directos, sobre un total de 6200 en Jujuy.  

Shopping