El Cronista Comercial

Trabajadores de Flybondi y JetSmart protestan en El Palomar por el eventual cierre

La medida comenzó a las 11 de la mañana y fue convocada por los gremios de ambas aerolíneas. 1500 empleados aseguran que se quedarán sin trabajo

Trabajadores de Flybondi y JetSmart protestan en El Palomar por el eventual cierre

Trabajadores de FlyBondi y JetSmart realizan una protesta desde las 11 de la mañana frente al Aeropuerto de El Palomar (EPA) en rechazo de su posible cierre, pedido que efectuó la empresa Aeropuertos Argentina 2000 en abril, cuando propuso el traslado de las operaciones al Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

La movilización fue convocada por los gremios que representan a los empleados de las low-cost, la Asociación de Trabajadores Aeronáuticos de Flybondi, la Asociación Sindical de Trabajadores de JetSmart y la Unión de Empleados de Norwegian (Unen). 

Con pancartas y eslóganes como "Las low-cost queremos hacer despegar la economía del país", "Queremos trabajar" y "Los cielos con protocolos pueden abrir", 1500 trabajadores de ambas empresas −entre empleados de las oficinas, pilotos y tripulantes−, se reunieron para visivilizar su reclamo, acompañados de vecinos de la zona, que se sumaron a la medida.

En 2019, ya hubo dos protestas similares: una frente a EPA y en la puerta del Juzgado de San Martín, donde interviene Martina Forns, la jueza que lleva adelante la causa presentada a fines del año pasado por Stop Flybondi, el grupo de vecinos que, en el otro extremo, solicitaron el cese de operaciones de la estación aérea.

El motivo de la presentación de este colectivo, encabezada por el abogado, se debe a que, según ellos, la estación aérea es causante de contaminación sonora. Desde entonces, y hasta antes de la cuarentena, regía la restricción horaria de los vuelos, entre las 22 horas y las 7 de la mañana.

El Palomar es el primer aeropuerto low-cost de la Argentina y de la región. Empezó a operar el 9 de febrero de 2018, con un vuelo de Flybondi. Más tarde, se sumó JetSmart. Para ambas aerolíneas, la terminal es vital. La consideran clave para su funcionamiento, con menos costos operativos y una ubicación estratégica por la cercanía con la ciudad. 

Ocupa el 4º lugar en el ranking de aeropuertos nacionales por pasajeros de cabotaje, detrás del Aeroparque Jorge Newbery, el Aeropuerto Internacional Ingeniero Aeronáutico Ambrosio Taravella de Córdoba y el Aeropuerto Internacional San Carlos de Bariloche Teniente Luis Candelaria de Bariloche.  

El 82% de los vecinos del aeropuerto quieren que la base aérea siga operando con vuelos regulares, según una encuesta realizada por la consultora CIO Investigación para Flybondi, entre residentes de los municipios de Morón, Hurlingham y Tres de Febrero. 

Hace una semana, ambas compañías le enviaron una carta a los ministros de Transporte, Mario Meoni, y de Salud, Ginés Gonzáles García, para reclamar definiciones sobre el reinicio de los vuelos en la Argentina y evitar el cierre del aeropuerto. 

Además, se declararon en estado de alerta y asamblea permanente, y aseguraron que si los viajes regresan recién en 60 o 120 días la industria aérea puede desaparecer. Afirmaron que, con protocolos de bioseguridad, se puede volar seguro.