El Cronista Comercial

Empleados quieren seguir con home office tras la cuarentena, en pymes y grandes empresas

La herramienta logró un alto nivel de aceptación (más de 80%) entre los empleados de compañías de todos los tamaños, según una encuesta. Hay preocupación empresaria por el proyecto de ley de Teletrabajo, que ya obtuvo media sanción

Teletrabajo: 80% de empleados quiere conservarlo tras la cuarentena tanto en pymes como en grandes empresas

Al principio, el teletrabajo asomó como una herramienta de subsistencia para las empresas cuando se desató la pandemia del coronavirus. Ahora, con el avance de la cuarentena, esta modalidad, que no gozaba de un alto nivel de aceptación en el país, sumó un amplio número de fieles y gran parte de los empleados confía seguir trabajando de esta manera.

En esa línea, el 83% de los empleados de pymes y el 87% de grandes empresas desean incrementar o mantener sus horas de home office una vez finalizada la emergencia sanitaria, indicó un relevamiento online elaborado por Isonomía Consultores en base a 6043 casos en toda la Argentina entre el 7 y el 14 de julio.

La "federalización laboral" es una de las virtudes que el entorno virtual facilita, al permitir la participación en firmas ubicadas en otros puntos geográficos al que uno habita. A modo de ejemplo, el 88% de los consultados que se desarrollan en pymes consideraría trabajar para una compañía radicada en otra provincia, mientras que un porcentaje similar (87%), pero de grandes empresas, harían lo mismo.

"El trabajo remoto fomenta el desarrollo de las economías regionales", agrega el 77% de los trabajadores y el 82% de los CEOs encuestados y señalan que facilita la generación de empleos a individuos de todo el país.

Por su parte, el 69% de los empleados creen que el teletrabajo es la herramienta más adecuada para conciliar el equilibrio entre la vida laboral y la personal.

Actualmente, el Senado nacional está tratando el proyecto de ley de Teletrabajo en la Comisión de Trabajo y Previsión Social, que ya obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados y tuvo fuertes objeciones de las principales cámaras empresarias de la Argentina.

El Grupo de los Seis (G6) expresó este jueves una "profunda preocupación" por el proyecto al considerar que esta modalidad laboral ya está contemplada en las normas establecidas por la Ley de Contrato de Trabajo. Al mismo tiempo, la entidad manifestó que se apresuró el tratamiento el Congreso debido a que la normativa entraría en vigencia tres meses después del levantamiento de la cuarentena obligatoria.

Consultados sobre el proyecto de Ley, el 69% de los empleados afirma no saber de qué se trata o no tener la suficiente información para opinar sobre él, indicó el informe realizado por Isonomía Consultores.

Otro punto destacable por el universo encuestado es la inclusión social. El 72% de los CEOs y el 69% de los empleados coinciden con que el trabajo remoto hace "accesible la oferta de trabajo para más cantidad de personas", en tanto el 87% de los directores corporativos encuestados creen que esta modalidad facilita la lógica de inclusión de personas con discapacidad motriz a su compañía.