El Cronista Comercial

Sigue la crisis de Vicentin: suspendió sus plantas tras la cesación de pagos

La empresa agroindustrial frenó la producción en tres de sus establecimientos en la provincia de Santa Fe, mientras analiza medidas para reestructurar su deuda. La paralización será por tiempo indeterminado

Sigue la crisis de Vicentin: suspendió sus plantas tras la cesación de pagos

El grupo agroindustrial Vicentin detuvo sus operaciones de molienda en medio de la cesación de pagos por más de u$s 350 millones en la que entró la semana pasada.

Una fuente cercana a la empresa confirmó a El Cronista que la compañía procesadora y exportadora de granos dejó de producir en las últimas horas, y agregó que, actualmente, el holding santafesino avanza en un plan de reestructuración viable con sus autoridades, "que requerirá de la mayor flexibilidad y predisposición de todas las partes", para retomar las operaciones a la brevedad. "Vicentín afrontará responsablemente todos sus compromisos, volviendo a la normalidad lo antes posible", aseguró el portavoz. 

La empresa posee dos plantas propias de molienda en el polo agroexportador ubicado 50 kilómetros al norte de la ciudad de Rosario y opera un molino en Timbúes, localidad situada en el departamento santafesino de San Lorenzo, en la región portuaria rosarina.

Arcor absorberá a La Campagnola

Tras inyectarle dinero para saldar pasivos y cerrar una de sus plantas, Arcor, ahora, absorberá a su controlada La Campagnola, a través de una fusión, para ahorrar costos y ganar eficiencia, según explican voceros del grupo cordobés. La decisión se produce en medio de una compleja situación financiera que atraviesa la reconocida fabricante de marcas de jugos, purés y mermeladas.

Los tres establecimientos paralizaron su actividad. Y aunque la compañía asegura que pronto "se solucionará la situación", lo cierto es que es indefinido el período por el que permanecerán frenados.    

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) intimó esta semana a Vicentin para que presente un informe sobre el total de las deudas vencidas por contratos de compraventa de granos, recibidos a precio firme o a fijar precio, y los términos generales de una propuesta de regularización de la misma.

"La compañía, desafortunadamente, no pudo escaparle al contexto que afecta adversamente a muchos actores productivos e industriales", señalaron desde la firma. "Estamos obstinados en defender la actividad, las fuentes de trabajo y buscar la más pronta solución a los productores", agregaron, y reforzaron que "el mantenimiento del capital humano es una prioridad", con el objetivo de ponerle fin a los rumores sobre posibles despidos que empezaron a circular tras las suspensiones recientes.

Vicentin, que opera hace 90 años de forma ininterrumpida y es uno de los mayores exportadores de granos y subproductos del país, adjudicó la cesación de pagos a una situación de "estrés financiero" días atrás.

"La firma fue protagonista líder en los mercados nacionales e internacionales en los últimos 90 años, donde ha sido contraparte de productores locales en miles de operaciones de compraventa de granos, bajo todas sus modalidades. Desde 1929, da empleo directo e indirecto a miles de argentinos, siendo, desde hace varios años, uno de los principales exportadores", explicó la empresa en un comunicado que le envió este viernes a BCR como respuesta a la intimación, texto que se filtró y al que tuvo acceso El Cronista.

A raíz de la situación, el Centro de Corredores de Cereales de Rosario manifiestó su profunda preocupación por las consecuencias que esta situación trae aparejadas para toda la cadena de valor del sector. "Instamos a Vicentin a comunicar de forma clara las circunstancias por las que atraviesa y el estado de las negociaciones que lleva adelante, para así dar precisiones y bajar los niveles de incertidumbre", destacaron desde la entidad.

Shopping