El Cronista Comercial

Semana clave para Andes: la Legislatura de Chubut trata el pago de su deuda y podría volver a volar

La provincia le debe $ 280 millones y, entre mañana y el jueves, se aprobaría el pago de una parte importante de esos fondos en bonos. La aérea busca retomar sus vuelos a todo el país, suspendidos desde el jueves

Semana clave para Andes: la Legislatura de Chubut trata el pago de su deuda y podría volver a volar

Esta semana será clave para el presente y futuro de Andes Líneas Aéreas. La empresa suspendió la noche del jueves todos sus vuelos en el país hasta este lunes, inicialmente, luego de que Chubut no cumpliera su promesa de darle un anticipo en combustible, a cuenta de su deuda, de unos $ 280 millones.

La Legislatura chubutense trataría entre este martes y jueves un proyecto del Ejecutivo provincial que habilita el pago con bonos de una parte importante de esa deuda. Ese dinero es vital para su continuidad: le permitiría no sólo retomar sus vuelos de modo habitual, sino también abonar los cuatro meses de sueldos adeudados a sus 320 empleados y contar con recursos a futuro, en un contexto difícil para la industria aérea local.

Andes había suspendido el miércoles pasado sus vuelos a Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia por el día, los dos destinos de la provincia patagónica a los que vuela; pero no fue la primera vez. Ya el 11 de octubre, previo al fin de semana largo, había suspendido esas rutas, tras arduas negociaciones y promesas incumplidas por parte de Chubut de adelantarle $ 10 millones en combustible a cuenta. Días después, retomó los vuelos pero en forma intermitente. El jueves pasado a la noche amplió las suspensiones a todas sus rutas, entre el Aeroparque Jorge Newbery y Salta, Iguazú y Jujuy. Desde la empresa aseguraron a El Cronista que es "muy difícil" seguir operando sin esos fondos.

Las 'low cost' ya ganaron el 17% del mercado de cabotaje

A un año y medio del inicio de los vuelos, las aéreas low cost ganaron el 17% del mercado de cabotaje durante el primer semestre del año. Si se toma en cuenta sólo junio, la participación trepa al 19%.

La deuda surgió hace más de dos años; en 2013, había acordado la entrega de pasajes a Chubut a cambio de combustible, que la provincia obtenía por regalías. Así lo hicieron entre 2013 y 2015. En 2016, la aérea le entregó 14.000 pasajes, a cambio de 5900 m3 de combustible. Pero Chubut le pagó sólo 400 m3 y le adeuda 5500 m3 desde 2017, que al valor actual equivalen a $ 280 millones.

Chubut utilizaba los pasajes para promoción turística; para el sistema de salud (se ofrecían a bajo costo a pacientes que debían volar a Buenos Aires para tratamientos o estudios de alta complejidad) y, también, para el traslado de funcionarios o personal de la provincia.

Aunque el número de pasajeros de cabotaje crece, son momentos difíciles para las aéreas: todas operan con números en rojo, por el fuerte alza de los costos tras la devaluación del peso, al tener sus gastos dolarizados (combustible, leasing, tasas) e ingresos en moneda local en baja, ante la mayor competencia. Avianca Argentina, de hecho, debió dejar de operar. Aerolíneas Argentinas  recibirá entre u$s 250 millones y u$s 300 millones de subsidio este año, cuando esperaba alcanzar el equilibrio; Latam redujo rutas para centrarse en las más rentables y las tres nuevas low cost (Flybondi , Norwegian  y JetSmart ) ven alejarse el ansiado break even.

Andes, que había iniciado un fuerte plan de expansión, al duplicar su flota y empleados y cuadriplicar rutas y pasajeros a fines de 2017, debió ajustarse en este contexto para poder seguir operando. La aérea de capitales nacionales, que despegó en 2006 en Salta, recortó un 40% su estructura hace un año, ante la caída de la demanda internacional, donde era fuerte con vuelos chárter. Tenía 490 empleados, hoy suma 320; se quedó con los cinco MD-83 propios que tenía, devolvió los cuatro B737-800 en leasing y canceló las órdenes por dos B737 más, con fecha de entrega a fines de 2018. De los cinco MD propios, hoy mantiene apenas uno o dos operativos y vende los repuestos de los B737 que ya no necesita.

Mantuvo las rutas más rentables, a Iguazú, Jujuy, Salta, Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia, y canceló a Mendoza, Córdoba, Tucumán y Bariloche, discontinuó los chárter internacionales y vuelos para egresados. Ahora, busca volver a operar normalmente.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo