El Cronista Comercial

Quebró la ensambladora tecnológica Noroghi

Lo decidió la Justicia. La empresa es de Fabián Colussi, quien quiso ser vicepresidente de Racing. Según el Banco Central, adeuda $ 137,5 millones y tiene cheques rechazados por $ 51,96 millones.

Quebró la ensambladora tecnológica Noroghi

La Justicia decretó la quiebra de la empresa de electrónica Noroghi, del ex candidato a vicepresidente de Racing Fabián Colussi, quien tenía como socio a Daniel Grobocopatel, primo de Gustavo.

La empresa, cuya planta en Pompeya había sido visitada por el ex presidente Mauricio Macri en octubre de 2018 para anunciar su plan de ampliar capacidad, acumula deudas por $ 137,53 millones, según datos del Banco Central, además de 143 cheques rechazados por $ 51,96 millones desde noviembre de 2018, apenas un mes después de la visita del ex primer mandatario. A inicios de 2019, los empleados dejaron de percibir sus salarios y la planta cerró, según denunciaron entonces.

Según se publicó ayer en el Boletín Oficial, la jueza María del Milagro Paz Posse, del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial Nº 29, decretó la quiebra de Noroghi SA. La firma, que se dedicaba a ensamblar equipos electrónicos e informáticos, especialmente, para marcas propias de supermercados y cadenas de electrodomésticos, había sido creada en 2006 por Colussi, quien, en 2014, se postuló, sin éxito, a vicepresidente de Racing, en una fórmula junto a Mariano Cúneo Libarona.