El Cronista Comercial

Prepagas: la letra chica de los planes 'low-cost'

Aunque estas propuestas parecen atractivas por la posibilidad de contratar servicios más económicos, recomiendan prestar atención a las prestaciones incluidas, ya que pueden no ser del todo convenientes y resultar más caros

Prepagas: la letra chica de los planes 'low-cost'

En sintonía con la inflación y los "bolsillos flacos" de los afiliados, en los últimos meses algunas empresas de medicina prepaga, como Swiss Medical y Medicus, empezaron a ofrecer planes low-cost, con más aranceles adicionales (copagos) y menos prestaciones incluidas, para así intentar evitar las fugas de sus clientes a prepagas más económicas o al sistema de salud público.

El pasado 22 de enero se publicó en el Boletín Oficial el Decreto 66/2019, que introdujo un cambio en la reglamentación de la Ley de Prepagas, y abrió la puerta jurídica para que puedan sumarse más excepciones a la obligación de ofrecer menos prestaciones que las exigidas por el Programa Médico Obligatorio (PMO). Así, un plan de salud de menor costo permite abonar un pago extra o copago en caso de necesitar la atención profesional cuya especialidad no esté incluida en el plan original.

De esta manera, con el aval de la Superintendencia de Servicios de Salud, las compañías están habilitadas a reducir la cobertura y limitarse a brindar algunas prestaciones básicas, lo que les permite, en consecuencia, abaratar el costo de la oferta.

El 79% de los afiliados consideró cambiar de prepaga en el primer semestre

El 7 9% de los usuarios de medicina prepaga consideró cambiar de cobertura en los primeros seis meses del año. Un número que se encuentra 20 puntos porcentuales por encima del general del sistema de cobertura médica integrado, además por las obras sociales sindicales, según indicó un estudio realizado por el sitio especializado MiObraSocial.

En un contexto de incertidumbre y de aumentos sucesivos (habrá otro incremento del 12% antes de fin de año), muchos consumidores se inclinan por esta opción. El 47% estaría dispuesto a disminuir prestaciones para bajar el precio de la cuota. Los datos se despreden de un sondeo que realizó MiObraSocial, una plataforma que nació en 2016 y reúne información, fundamentalmente opiniones y valoraciones de los usuarios, sobre cada empresa de medicina prepaga.  

No obstante, aunque en una primera instancia estos planes parecen atractivos por la posibilidad de contratar servicios más económicos, los especialistas recomiendan prestar atención a la "letra chica", ya que, a la larga, pueden no ser del todo convenientes y resultar más caros. 

"Elegir un plan parcial de una prepaga de primera línea puede ser más costoso que un plan full de otra de línea media. Por eso, no hay que dejarse llevar por el auge de este tipo de propuestas ni por la necesidad de ahorro. La clave es investigar y analizar opciones", explica Ignacio Cámpora, uno de los fundadores de MiObraSocial.

Algunas cuestiones a tener en cuenta:

1) A la hora de evaluar estos planes, hay que determinar el uso que se le dará a la cobertura, ya que, con dos consultas médicas por mes ya se equipara el gasto de un plan tradicional.

2) Entonces, para que el plan realmente salga menos y sea útil, hay que ir sólo al médico un vez al mes o ninguna.

3) Es aconsejable leer detenidamente las prestaciones incluidas. Con el objetivo de bajar las cuotas, hay planes que sólo incluyen gastos de internación, terapia intensiva, y cirugías, y dejan de lado consultas médicas ambulatorias y estudios, para los cuales se deben abonar copagos. 

4) También están los planes low-cost que incluyen estudios de diagnóstico, pero no consultas médicas (a las que también se accede con pagos extras).

5) Otro dato importante a considerar es que, con este formato, no se pueden derivar aportes de la seguridad social a un Plan de Cobertura Parcial (PCP). Es decir, sólo podrán acceder los que ya están afiliados a las prepagas.

6) A modo de conclusión: a la hora de evaluar un cambio o contratación de este tipo de servicios, hay que tener en cuenta si la empresa y el plan que se tiene actualmente es el indicado, más allá de su precio, analizar si se le "saca todo el jugo" posible o no.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo