El Cronista Comercial

Por la cuarentena, Longvie no puede salir del default

En diciembre, la empresa había llegado a un acuerdo con sus acreedores bancarios. Desde entonces, buscó reestructurar sus bonos, que había dejado de pagar a fines de 2018. Ahora, dice que no puede cumplir con sus vencimientos por las consecuencias de la pandemia

Por la cuarentena, Longvie no puede salir del default

La fabricante de electrodomésticos Longvie informó hoy a la Comisión Nacional de Valores (CNV) que no podrá pagar intereses y capital de la décima cuota de la obligación negociable (ON) clase IV emitidas el 19 de octubre de 2017. Según detalló la compañía, la paralización de la economía por cuarentena y la ruptura de la cadena de pagos le impedirá hacer frente al vencimiento de pasado mañana.

"La situación de emergencia sanitaria y de aislamiento social, preventivo y obligatorio, y las medidas de público conocimiento adoptadas por el Estado Nacional, han  producido la paralización casi absoluta de la cadena de distribución y los canales de venta de los productos de la Sociedad", indicó la empresa en el comunicado enviado a la CNV.

En ese sentido, agregó que se afectó la cadena de pagos y la cobranza de las operaciones ya concertadas. Además, la compañía se vio obligada a cerrar temporalmente sus tres plantas y tuvo una caída en las ventas a raíz del cierre de las principales cadenas de venta al público.

Longvie debía pagar pasado mañana más de $18,740 millones, correspondientes a las ON Clase IV emitidas en 2017 por un total de u$s 20 millones o su equivalente en otras monedas.

La empresa ya había incumplido el pago de estas mismas ON en diciembre de 2018. En ese momento, el presidente de la firma, Raúl Zimmermann había dicho que iniciarian conversaciones con los tenedores de sus ON para "redefinir el perfil de vencimientos" y "readecuarlos" a la capacidad de generación de fondos de la compañía.

Fundada en 1918, Longvie produce y comercializa artefactos para el hogar. Tiene más de 800 empleados en tres plantas (Villa Martelli, Paraná y San Fernando de Catamarca). Produce lavarropas, lavasecarropas, cocinas, hornos, anafes, calefones, termotanques y calefactores.

En diciembre del año pasado, la compañía había alcanzado un acuedo para refinanciar casi $ 300 millones de su deuda bancaria. Además, para "garantizar el cumplimiento en tiempo y forma de todas sus obligaciones bajo el acuerdo de refinanciación", la empresa conformó una hipoteca sobre un inmueble ubicado en el parque industrial de Catamarca, en la localidad de El Pantanillo, en la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, por el monto total del capital de la deuda refinanciada, más los intereses compensatorios y punitorios calculados a la fecha de firma del convenio.

Shopping