El Cronista Comercial

Por el coronavirus, pymes duplican su producción de barbijos

Pequeñas y medianas empresas del sector afirman que los encargos para exportación no ceden. Las compañías redoblan turnos de trabajo para hacer frente a las solicitudes, que llegan hasta las 10 millones de unidades.

Por el coronavirus, pymes duplican su producción de barbijos

El brote de coronavirus impacta de lleno en la economía mundial y compañías de todo el mundo acusan efecto de ello: la mayoría negativamente, aunque para algunas de muy buena manera. 

La epidemia surgida en Wuhan, que dejó alrededor de 1.900 muertos y más de 70.000 infectados, desató un aumento histórico de la demanda de barbijos y muchas pymes argentinas no son ajenas ya que crecieron fuertemente los encargos desde el exterior.

En diálogo con El Cronista, fuentes de Fravida, una pequeña empresa de elementos de protección personal, detallaron que la demanda de barbijos no cede a causa del coronavirus. "Tuvimos que poner dos turnos más en la fábrica para cumplir con la demanda, que aun así no es suficiente", indicaron. 

La compañía, que emplea alrededor de 40 personas, destacó que las solicitudes pueden variar desde 100.000 hasta 10 millones de barbijos. Sin embargo, confirman que su capacidad productiva se ubica en los 90.000 por semana.

En línea con Fravida está el caso de Anadelia, otra pyme de sanidad ubicada en Villa Martelli que confirmó que los pedidos para enviar mercadería hacia Asia no cesan. "Estamos saturados. Es impensado que estemos exportando barbijos a ese país", señaló la empresa.

Consultada sobre la magnitud de las solicitudes, la compañía de productos biomédicos y de higiene aseguró que los encargos oscilan entre uno, dos y hasta cuatro millones de mascarillas, mientras que la capacidad de producción es de unos 80.000 diarios. "Está todo vendido de acá a 50 días", aseguraron.

Proinda, dedicada a la seguridad industrial, también atraviesa un volumen de producción histórico de barbijos. Según destacaron, la utilidad de sus máquinas está a tope e inclusive reorganizaron las jornadas de trabajo. "El aumento de la producción fue del 100%. El stock que tenemos está totalmente vendido, mientras que hay trabajadores que hacen doble turno y no llegamos a abastecer", manifestaron.

Por último, la compañía aseguró que las compras superan los cuatro millones de barbijos semanales y provienen de distribuidores extranjeros que se ocupan de los envíos a China.

Las tres firmas consultadas venden su producción a exportadores que son quienes tienen la autorización para vender la mercadería al exterior. 

Shopping