El Cronista Comercial

Pidieron la quiebra de Vicentin

Una firma agrícola lo presentó en la Justicia de Rosario. Es el primero que el grupo recibe por su crisis financiera y podría hacer naufragar la negociación que está en curso para resolver su situación.

Pidieron la quiebra de Vicentin

La dramática novela de Vicentin escribe un nuevo capítulo. Este jueves, la firma Gagliardo Agrícola Ganadera, del grupo RJG, presentó el primer pedido de quiebra contra el gigante agroindustrial, que a inicios de diciembre ingresó en una crisis financiera que la llevó a suspender todos sus pagos.

Según publicó el portal rosarino Punto biz, el pedido de quiebra de Gagliardo se presentó en los Tribunales de esa ciudad poco antes de las 13, y cayó en el juzgado Civil y Comercial de Nominación 14, a cargo de Marcelo Quaglia.

Según conocedores del caso, era esperable una noticia de esta naturaleza, una vez que se levantara la feria judicial, cosa que ocurrió esta semana.

El pedido de Gagliardo podría abrir la tranquera para que otros acreedores de Vicentin, cuyo pasivo total se calcula en u$s 1300 millones, inicien acciones similares.

De ser así, naufragaría el Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) que el grupo intenta alcanzar.

Hasta ahora, había sido una decena la cantidad de empresas que recurrió a medidas cautelares en la Justicia santafesina para intentar cobrar sus acreencias. De hecho, se esperaba que empezaran a sucederse solicitudes de embargo sobre activos del grupo.

Consultados, voceros de la empresa aclararon que todavía no habían sido notificados formalmente de la demanda. Pero se remitieron al comunicado emitido este miércoles, en el que Vicentin fijó su posición. En él, afirmó que sus esfuerzos están dedicados a sosstener las fuentes de trabajo, rehabilitar su actividad productiva, restablecer su operatoria comercial con sus productores y reestructurar su pasivo financiero.

"La propuesta realizada a los acreedores cosechó un gran número de adhesiones", aseguró. Agregó que se ya se estaban instrumentando los acuerdos individuales.

Y relativizó: "Las medidas cautelares interpuestas por unos pocos acreedores comerciales, actividas en la feria judicial, han imposibilitado la puesta en marcha de las plantas, pese a que había interesados de primera línea en fasones que lo hubiesen permitido".

Vicentin añadió que también inició conversaciones con el Banco Nación para estructurar "una propuesta aceptable", tanto para la entidad del Estado Nacional como para todos lo bancos oficiales. El Nación es el principal acreedor del grupo, por un crédito de $ 18.000 millones, cuestionado por la actual conducción de la entidad.

El holding además insiste en que avanzará en negociaciones con bancos privados e internacionales, "a los que se les presentará una propuesta que permita también alcanzar un pronto acuerdo con los acreedores".

"Vicentin no claudicará en su objetivo de alcanzar la concreción del plan de acción que fuera comunicado a los productores hace 10 días", concluyó el comunicado, que además subrayó sus intenciones de evitar el concurso preventivo.

Sin embargo, esa propuesta, presentada el 24 de enero, no habría sido bien recibida por varios de sus acreedores. De hecho, muchos productores, acopiadores, corredores y otros proveedores de Vicentin anticiparon a este diario que rechazarían ese plan de pago, cuyos detalles, todavía, se desconocen. Otros, agotadas instancias de arbitraje y del fuero comercial, evaluarían avanzar, directamente, en la Justicia penal.

A hoy, las plantas de la empresa están paralizadas. Los complejos industriales, cuya operación debía reiniciarse este lunes, continuarán suspendidos un mes para "ganar tiempo", según informó la empresa a sus empleados.

Vicentin había llegado a un acuerdo para reactivar sus plantas tras un acuerdo a fason para Molinos, Aceitera General Deheza (AGD), Bunge y Dreyfus. Pero, todavía, no se implementó.

Algunos de ellos -junto a la china Cofco- son mencionados como interesados en quedarse, total o parcialmente, con Vicentin. Pero el grupo también manifestó su intención de no desprenderse de activos. El único que cedería sería en Renova, su sociedad de biodiesel con el gigante suizo Glencore. Inicialmente compartido en mitades, en diciembre, antes de caer en "estrés financiero", Vicentin le vendió un 17% de esa participación. El mes pasado, anunció que continuá en diálogo con ese socio para cederle más activos.

Shopping