El Cronista Comercial

Pese a que Brasil crece, caen las exportaciones argentinas de autos

A octubre, la industria automotriz local cayó 33,3% en producción y 15% en envíos al exterior. Pero, en 10 meses, el mercado interno del país vecino subió cerca del 9%, tras un 15% de alza en 2018

"Hoy, estamos produciendo lo que Brasil nos compra. Que es muy poco". Con esa frase, se sinceraba el piloto de una de las principales automotrices del país, que en los últimos años desembolsó una inversión de cientos de millones de dólares para desarrollar en su fábrica local un nuevo modelo, principalmente, para exportar al país vecino. Una realidad compartida con la mayoría de sus pares.

Ayer, la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) difundió sus estadísticas de octubre. Y, el mes pasado, las terminales radicadas en el país fabricaron 31.834 unidades, un 17,7% menos que un año antes. El número, no obstante, representa una mejora de 15% contra septiembre.

De esta forma, en 10 meses, la industria automotriz argentina retrocedió 33,3%, a 273.164 vehículos producidos, entre automóviles de pasajeros y utilitarios comerciales livianos (en su mayoría, pick-ups).

Las 27.024 unidades volcadas al mercado interno fueron 1,2% superiores a las de septiembre pero 26,9% inferiores a las de octubre de 2018. Así, desde enero, las terminales entregaron a sus redes comerciales 318.423 vehículos, 47% menos que las ventas mayoristas de 10 meses del año pasado.

Sin embargo, no es el mercado interno el principal motivo de caída de la producción. Durante octubre, se exportaron 19.339 vehículos, 10,3% menos que en octubre y 12,2% abajo en la comparación interanual. Desde enero, los envíos al exterior cayeron 15%, a 187.362 unidades. Brasil representó el 66,1% del total. Aunque redujo su participación (hace un año era 69,4%) y la industria local perdió mercados (48 versus 41, octubre a octubre), sigue siendo el principal destino: compró el 45,32%. Pero los 123.819 vehículos enviados a ese mercado resultaron 29.170 unidades menos que en 10 meses del año pasado.

Sin embargo, no significa que eso sea por una caída del mercado brasileño. Al contrario: en 10 meses, la venta de vehículos creció 8,68% en ese país, a 2,28 millones de unidades, informó el lunes Fenabrave, la cámara de los concesionarios brasileños. El año pasado, habían subido un 15%. No obstante, hay una marcada caída de los sedanes medianos, cuya participación de mercado cayó del 6,9% en el acumulado a octubre del año pasado, al 5,91% que representaron en 10 meses del corriente.

Esto afecta a los principales proyectos industriales de las automotrices locales. FCA Automobiles, la dueña de Fiat y Chrysler, invirtió u$s 500 millones en 2016 y 2017 para desarrollar el Cronos, lanzado a inicios de 2018. General Motors había apostado u$s 740 millones entre 2014 y 2016, su mayor inversión en la Argentina, para localizar el Cruze. En esa misma categoría, también compiten el Citroén C4 Lounge, de Grupo PSA, y el Ford Focus.

Según Fenabrave, en lo que va de 2019, las ventas del Fiat Cronos en Brasil cayeron 22,6%, a 18.799 patentamientos. Las del Chevrolet Cruze, 12,7%, a 14.199. En tanto, las del Citroën C4 Lounge se desmoronaron 51,7%, a 1458 unidades. Las del Ford Focus -en carrocerías sedán y hatch- lo hicieron en un 53%, a 1643. Por esta migración de los brasileños -la demanda en ese país se polariza entre autos económicos y cross-overs o utilitarios deportivos (SUV)-, el óvalo discontinuó este año el montaje de ese modelo. Su fábrica de General Pacheco lo fabricaba desde su primera generación, hace 20 años.

En contraste, hay mejoras en el otro perfil de productos en los que se especializaron las automotrices argentinas. Las ventas de la pick-up Hilux, de Toyota, en Brasil subieron un 6,9%, a 33.549 unidades patentadas hasta octubre. Su versión urbana, la SW4, también fabricada en Zárate, avanzó 1,75%, a 11.212 matriculaciones. En tanto, la renovada Ranger, de Ford, creció 7,7%, a 18.137 unidades. Amarok, la pick-up de Volkswagen, subió 1,73%, a 15.693 entregas.

Sin embargo, los números más sorprendentes corresponden a otros modelos. Las 1587 unidades patentadas en Brasil entre enero y octubre significaron un crecimiento del 163,6% para la Sprinter, la estrella de Mercedes-Benz Argentina. La alemana lanzó su nueva versión en septiembre, tras u$s 150 millones de inversión. "Los mercados emergentes no tienen estabilidad. Entonces, hay que tener un buen plan B. Que, ahora, es nuestro plan A", dijo entonces a este diario Manuel Mantilla, presidente de la filial, en relación a cómo el proyecto mantuvo los niveles de actividad de la empresa, que enfrentó un mercado interno 50% abajo, la salida de producción de la Vito (el otro modelo que hacía en el país) y la cancelación de su otra ambiciosa iniciativa en el país: la producción en Córdoba de la Clase X, primera pick-up en la historia de la marca.

Otro producto fabricado en la Argentina que avanza en Brasil es el utilitario Partner, de Peugeot: 1575 patentamientos, 50,6% más que en enero-octubre de 2018.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo