El Cronista Comercial

Para los hoteles, el año terminó: de qué dependen hoy y cuál es el plan para el día después

“Es una situación muy difícil. Se está llevando mal", resumió la titular de Fehgra. “Igualmente esto más temprano o más tarde se va a terminar y desde la Federación estamos pensando en un plan de acción", describió. Algunos de los cambios que imaginan pospandemia en hoteles y restaurantes.

Para los hoteles, el año terminó: de qué dependen hoy y cuál es el plan para el día después

“El sector está paralizado. La hotelería está cerrada desde el 20 de marzo. Estamos esperando que pase este aislamiento y podamos volver a trabajar, pero no en el corto tiempo. Para la hotelería, creemos que el año está terminado, así que tenemos una situación bastante crítica”.

Si bien ya es conocido que las actividades vinculadas al turismo atraviesan una situación especial en el marco del freno que la pandemia de coronavirus le puso a toda la economía, la frase de Graciela Fresno, titular de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica (Fehgra), revela lo profundo de esa crisis.

“Es una situación muy difícil. Se está llevando mal, con una facturación que es igual a cero y estamos dependiendo estrictamente de la ayuda que el Gobierno nos pueda dar para pagar parte de los salarios y de las negociaciones con las empresas de servicios públicos para bajar las tarifas”, contó sobre la supervivencia de las empresas.

Mirando al futuro

Si bien según la titular de Fehgra se trata de “una cosa bastante compleja” que el sector nunca había vivido, también son conscientes de que “más temprano o más tarde se va a terminar”.

“Y ahí lo primero que tenemos que reactivar es el turismo interno, empezando por el de cercanía. Desde Fehgra estamos trabajando en un plan de acción para potenciar y motorizar este tipo de actividades para la hotelería”, contó en declaraciones al programa Más de lo Esperado, de FM Concepto.

Además ya están pensando en la inversión que deberán hacer muchos hoteles para volver a ponerse en funcionamiento después de estar cerrados. Y ahí también piden ayuda del Estado: “En este punto es en el que pedimos los créditos del Gobierno a tasa cero para reiniciar una actividad que estuvo parada muchos meses”.

Más allá del plan con foco en el turismo interno y el pedido de créditos subsidiados, son conscientes también de que habrá una “nueva normalidad” por lo menos hasta que haya una vacuna contra el coronavirus en la que, según las encuestas que dicen tener, ya perciben que el cliente privilegiará el tema de la seguridad sanitaria. Y, por supuesto, eso requerirá cambios en los servicios.

“Tenemos redactados ya los protocolos para la hotelería y la gastronomía para volver a empezar y los servicios van a modificarse”, cuenta Fresno y menciona algunos ejemplos: “El desayuno buffet va a tener que cambiar por otra modalidad en la que no se acumule gente, lo mismo los protocolos de limpieza, los eventos, los gimnasios, spas y piletas, van a tener un protocolo distinto tendiente a mantener un distanciamiento social prudente”.

Vamos a tener costos más altos y va a ser difícil que podamos trasladar la totalidad del incremento de los costos a los precios”, reconoce pero matiza: “Eso va a ser similar a otras situaciones que nos tocó vivir en las que el hotelero trata de privilegiar la ocupación y no tanto la rentabilidad”.

La nueva normalidad en el sector gastronómico

También la gastronomía está pasando un momento complicado, aunque algunos establecimientos están trabajando en forma parcial con delivery y take away. Y también aquí imaginan que la actividad volverá con una nueva normalidad en la que, por ejemplo, deberá haber más espacio entre las mesas y menos clientes consumiendo al mismo tiempo.

“Eso afecta la rentabilidad de los negocios. Estamos pensando en que si hay que disminuir la capacidad dentro de los establecimientos, pueda ampliarse con las veredas y que los gobiernos locales permitan su uso en forma más intensiva y no cobren las tasas que cobran por hacerlo, para permitir así un desarrollo más holgado de la actividad y que sea sustentable mientras dure esta necesidad del distanciamiento social”, comenta Fresno.

Shopping