El Cronista Comercial

Para 2020, los 'retailers' no se animan a hablar de repunte

La reactivación que impulsa el Gobierno podría notarse levemente en las góndolas en los próximos meses, pero adelantan que el consumo seguirá cayendo y la recuperación tardará en venir

Para 2020, los 'retailers' no se animan a hablar de repunte

El consumo masivo cerró otro año en baja: se estima que 2019 finalizó con una caída aproximada de un 7%, luego de un desplome del 3% en 2018 y una contracción del 1,5% en 2017, según Focus Market.

El escenario para 2020 es poco alentador. Aunque hay una fuerte expectativa por parte de la sociedad y diferentes actores de la economía de que se produzca una recuperación, lo cierto es que nadie se atreve a hablar de un repunte. Por el contrario, desde el sector, adelantan que será un año "complicado", por lo que las perspectivas son "moderadas".  

La inusitada incertidumbre que reina en este momento desvela a las empresas, que por estas horas se encuentran negociando contrarreloj con el Gobierno para llegar al 7 de enero con la nueva lista de Precios Cuidados, continuar con el llamado plan IVA cero y prorrogar el programa Ahora 12. 

'Dólar ladrillo': suben 50% las consultas para comprar en pozo

Desde que se anunció el impuesto del 30% a la compra de dólares para atesoramiento, muchas desarrolladoras inmobiliarias registraron un incremento en la cantidad de consultas para invertir en edificios en construcción. El atractivo es claro: pagar en pesos y en cuotas un activo que, cuando esté terminado, tendrá valor en dólares.

"La inyección de dinero a los estratos de menores recursos, que ya empezó a verse con la Tarjeta Alimentaria y los reintegros a jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), debería traducirse en un recupero, aunque no será inmediato", comenta Víctor Fera, dueño de la cadena Maxiconsumo. 

En tanto, desde Carrefour, sostienen que "hacen falta políticas orientadas al desarrollo productivo del país, que impliquen revisiones en cargas fiscales, para pensar en inversiones que ayuden a potenciar el consumo", mientras que desde Walmart aclaran que "todas las iniciativas que promuevan el consumo y la oferta de crédito podrían devenir en herramientas efectivas para contribuir con la mejora del mercado interno". 

Asimismo, Martín Ticinese, presidente de Cervecería y Maltería Quilmes, dice que "2020 seguirá siendo negativo para la categoría de bebidas alcohólicas. "Creemos que la recuperación va a tardar en llegar”, afrima. Pepsico tampoco vería un crecimiento, aunque espera una estabilidad en el volumen de sus ventas. "Las medidas tomadas por el oficialismo influyen en las expectativas de la gente. Por eso, los primeros meses del Gobierno son importantes", opinó Bagnardi semanas atrás, cuando El Cronista realizó una nueva edición del evento Encuentro de los líderes.

"Por ahora, todo es una especulación. Es muy difícil realizar proyecciones, porque las medidas que tomó el Gobierno son muy recientes y estamos recién tratando de entender cómo nos impactarán", destacan desde una de las firmas alimenticias más importantes del país, mientras que desde otra compañía reconocen que no vislumbran una reactivación en el corto plazo: "Llegará cuando se recupere la capacidad de compra, hasta entonces, la situación seguirá deteriorándose". 

"Las medidas apuntan a recuperar los niveles de ingreso de los sectores más postergados y esperamos que impulsen al consumo, que se encuentra en niveles históricamente bajos", señala Adrián Kaufmann Brea, gerente general de Comunicación Institucional de Arcor. "En este contexto, las empresas tenemos el desafío de seguir siendo competitivos en precio y accesibilidad, para crecer en volumen", agrega.

El pronóstico de las consultoras es más pesimista. Scentia prevé una merma del 5,7% en 2020, porcentaje que, aseguraron, podría disminuir si las medidas del Gobierno tienen efecto. En tanto, la calificadora de riesgo Moody’s anticipó que "el consumo se verá afectado en línea con la recesión económica y el deterioro de la confianza del consumidor, debido a la incertidumbre política y la crisis financiera. "La reactivación del consumo que impulsa el Gobierno podría notarse levemente en las góndolas en los próximos meses, pero el consumo seguirá cayendo en 2020", analizaron desde Kantar.

La inflación y la caída de los ingresos cambiaron en los últimos años la modalidad de consumo de los argentinos, que funcionan en "modo ahorro", comprando lo justo y necesario. "Noviembre volvió a presentar una caída del consumo, comparado con el mismo período del año anterior, del 4,4%. Los lácteos y los congelados fueron la categoría más golpeada, con una baja del 7,6%", destacó la consultora Nielsen en su Índice Express, una medición preliminar en base a las ventas de supermercados de todo el país.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar