El Cronista Comercial

Newsan y Caputo venden mina de oro por u$s 45 millones

La canadiense Cerrado Gold se quedó, luego de 10 meses de negociaciones, con Minera Don Nicolás, que tiene un proyecto en Santa Cruz. Unos 20 ensambladores de Tierra del Fuego la habían comprado hace seis años, en tiempos del cepo

Newsan y Caputo venden mina de oro por u$s 45 millones

La canadiense Cerrado Gold pagará u$s 45 millones por Minera Don Nicolás, empresa que explota el yacimiento de oro homónimo en la provincia de Santa Cruz.

Los vendedores son una veintena principales fabricantes de artículos electrónicos de Tierra del Fuego –entre los que figuran Newsan, Mirgor y BGH– que, hace seis años, habían pagado u$s 85 millones por la empresa. El proyecto había empezado a operar en diciembre de 2017, tras una inversión total de u$s 250 millones, según se anunció en ese momento.

“Después de 10 meses de extensivas negociaciones, Cerrado Gold se complace en anunciar que cerró la adquisición, de u$s 45 millones, de la minera Don Nicolás y su mina homónima en Santa Cruz, Argentina”, informó a sus inversores Mark Brennan, presidente y CEO de la canadiense.

El ejecutivo reportó que la expectativa de vida de la mina es de siete años, con una producción anual de 50.000 onzas de oro y plata, y costos AISC –una métrica operativa de la industria– por debajo de los u$s 1000. “Cerrado ve un potencial de crecimiento significante”, agregó.

Bajo los términos del acuerdo, Cerrado hará un pago inicial de u$s 15 millones al closing, con futuros desembolsos de u$s 10 millones (a los 24 meses), u$s 10 millones (48 meses) y u$s 10 millones (60 meses). Los vendedores, además, recibirán un “bonus” en base al incremento de las reservas futuras del yacimiento. Serían otros u$s 2 millones, a saldar a los 36 meses de la firma de la venta.

Mirgor, empresa de la familia Caputo, era dueña del 21,38%, a través de sus controladas Iatec (20,96%) e Interclima (0,42%). En tanto, Newsan tenía el 26,87%, según notificaron ambas empresas a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

En 2014, pleno cepo, unas 20 ensambladoras del régimen de Tierra del fuego habían armado un fideicomiso para invertir en algún sector de la economía real, que generara los dólares que ellos necesitaban para importar piezas. Así, formaron la Compañía Inversora en Minas (Ciminas), que le compró a IRL el proyecto Don Nicolás en el Macizo del Deseado, distrito geológico del norte santacruceño. En ese momento, pagaron u$s 85 millones para quedarse como únicos dueños del emprendimiento, que apenas estaba en etapa de exploración.

En su comunicado, Cerrado destacó la “excelente infraestructura” existente en su flamante adquisición, como una planta de procesamiento recientemente construida, en operación por sólo dos años, y un campo “bien establecido”, con sus propias facilidades energéticas.

Además, valoró el timing de la adquisición. “El precio del oro se apreció 20% en el último año, mejorando significativamente la confianza en las expectativas del caso base”, remarcó.

Minera Don Nicolás opera dos áreas, La Paloma y Las Martinetas, separadas por 30 kilómetros. Actualmente, tiene reservas estimadas por 2,97 millones de toneladas, de las cuales 2 millones corresponderían a oro.

“La adquisición de Minera Don Nicolás marca un paso enorme hacia adelante para Cerrado Gold y agrega un activo operativo fuerte con un significativo potencial de mejora que complementará nuestro trabajo exploratorio en marcha en nuestra operación de Monte do Carmo, en Brasil”, resaltó Brennan en el comunicado de la adquisición.

La empresa, añadió, diseñó un programa de optimización que permitiría ver un incremento significativo en grado, onzas, producción y costos unitarios más bajos en el próximo año, lo que generará un flujo libre de fondos sustancial.

“Cerrado ve tremendas sinergias en combinar el crecimiento de una muy excitante nueva mina operativa, con fuerte crecimiento de cash-flow y muy significativa oportunidad de exploración”, resaltó.

“Minera Don Nicolás tiene una de las mayores extensiones de tierra de Santa Cruz (272.000 hectáreas), con muchas oportunidades greenfield y brownfield inexplotadas que dieron resultados de perforación positivos”, resaltó el CEO. La producción actual, agregó, estuvo limitada a operaciones de cielo abierto, “cuando muchas minas en la región evolucionaron de fosas abiertas a subterráneas”.

“Minera Don Nicolás contribuirá sustancialmente con un flujo de fondos libre que habilitará a Cerrado a expandir sus operaciones en la Argentina, como también le facilitará acelerar el desarrollo de su actividad en Brasil”, enfatizó Brennan. “Combinados, el objetivo de Cerrado con estos dos activos es convertirse en un productor inmediato de bajo costo en una muy modesta franja de tiempo”, subrayó el ejecutivo.

También anticipó que preservará el management local, encabezado por Verónica Nohara, y que no habrá cambios relevantes en el personal (325 empleados), ni entre proveedores. “El objetivo es tener una mina argentina, operada por argentinos y para beneficio de los argentinos y los stake-holders de Cerrado”, proclamó. Al mismo tiempo, anticipó que está en condiciones de llevar adelante su proyecto con poca inyección de capital, ya que los desembolsos podrán apalancarse con la propia caja que genere el emprendimiento.

Shopping