El Cronista Comercial

Murió por coronavirus Alfonso Cortina, ex presidente de Repsol YPF

Cortina fue el presidente de la petrolera española entre 1996 y 2004 y se encargó del proceso de expansión internacional de la compañía, que incluyó la compra de YPF por más de u$s 15.000 millones. 

Murió por coronavirus Alfonso Cortina, ex presidente de Repsol YPF

El empresario Alfonso Cortina falleció esta madrugada a causa del coronavirus en el Hospital de Toledo, España, donde llevaba ingresado varios días. 

Cortina, presidente de Repsol entre 1996 y 2004, se encargó de la negociación de la privatización de la petrolera argentina YPF. La gestión de Cortina fue de enorme trascendencia para el desarrollo del grupo como primera petrolera española.

En 1997, Cortina concluyó el proceso de privatización que Repsol había empezado en 1989, y sobre todo, fue artífice de su expansión internacional. Fue precisamente durante su presidencia cuando Repsol da el gran salto exterior en América, África y Rusia como principales áreas de expansión de la compañía.

Roque Fernandez y Carlos Menem con Alfonso Cortina de Repsol y Jose Maria Ranero Diaz de Astra Capsa

Finalmente, en 1999, la firma española adquirió el control del 97,81% de YPF tras una oferta pública de adquisición (OPA) por alrededor de u$s 15.000 millones. Ese momento marcó la apertura definitiva al mercado internacional, especialmente al upstream (exploración y producción). 

En 2004 se produjo la primera visita oficial del ex presidente Néstor Kirchner a Madrid, España. El entonces titular de Repsol-YPF consideró que los "desencuentros" y "malentendidos" que hubo entre empresarios españoles y Kirchner se estaban superando, mientras afirmó que el Gobierno argentino "avanzó mucho" para salir de la crisis económica que heredó.

Sin embargo, la estatización de YPF llegó en 2012, cuando el Congreso nacional aprobó la expropiación del 51% de las acciones de la compañía, cuyo principal accionista era Repsol.

Por su parte, Cortinas finalizó su gestión en Repsol durante ese año y fue sustituido por Antonio Brufau. A partir de ahí, pone en marcha Pago Vallegarcía, un ambicioso proyecto personal vitivinícola en pleno corazón de los montos de Toledo, cerca del Parque de Cabañeros.

Los vinos Pago de Vallegarcía tienen su propia denominación de origen y en el sector se da por hecho que fue Carlos Falcó, marqués de Griñón, quien le animó a desarrollar ese proyecto en una finca toledada en Retuerta del Bullaque, en las estribaciones del Parque Nacional de Cabañeros.

Falcó falleció también por coronavirus a los 83 años de edad a finales del pasado mes.

Shopping