El Cronista Comercial

Mirgor empezó a exportar granos

Sacó su primer embarque, de 1000 toneladas de soja, el viernes, horas antes de que Alberto Fernández decretara el nuevo esquema de retenciones. Uno de los principales accionistas de la empresa es Nicolás Caputo, amigo y socio político de Mauricio Macri

Mirgor empezó a exportar granos

La productora de artículos electrónicos Mirgor empezó a operar como trader de granos.

“La sociedad ha iniciado el proceso de negocios vinculado a la compra y venta de cereales y oleaginosas”, informó la empresa en una nota enviada a Bolsas y Mercados Argentinos (ByMA), la Comisión Nacional de Valores (CNV) y a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA), donde cotizan sus acciones.

En la misiva, la empresa –entre cuyos principales accionistas está Nicolás Caputo, amigo y socio político de Mauricio Macri– notificó que el primer paso fue una exportación de trigo y soja. Agregó que el viernes pasado, se completó la carga de las primeras 1000 toneladas de soja, que salieron del puerto de San Pedro.

“Adicionalmente, se han comprometido ventas al exterior por 68.000 toneladas de trigo y 60.000 toneladas de soja”, amplió.

“Esta nueva línea de negocios proporcionará a la sociedad una mejor posición en el balance de comercio exterior”, agregó la nota.

El primer embarque de granos de Mirgor se produjo, justo, horas antes de que el Gobierno de Alberto Fernández decretara el nuevo esquema de retenciones al comercio exterior de productos agropecuarios.

A valores del viernes, su despacho equivalió a u$s 20,34 millones (soja) y u$s 13,47 millones (trigo).

Mirgor es una de las principales ensambladoras de Tierra del Fuego. Entre sus divisiones automotriz, electrónica de consumo masivo y celulares, provee a empresas como Ford, Toyota y Samsung.

En 2018, sus ventas crecieron 10%, a $ 33.713,7 millones. Sin embargo, sus cifras de producción cayeron gradualmente mes a mes, con un impacto fuerte en el último trimestre, lo que la forzó a adelantar y extender vacaciones en sus plantas, según consignó en su memoria anual. Como consecuencia, cerró el ejercicio con una pérdida de más de $ 80 millones, contra una ganancia de $ 713,23 millones en 2017.

En nueve meses de 2019, facturó $ 25.885,4 millones –un 12% menos que en igual período de 2018– y retornó a la rentabilidad: ganó $ 409 millones (versus un rojo de $ 2150,9 millones un año antes). Una de las principales diferencias fue una reducción de $ 1626,2 millones en su resultado operativo, producto de suspensión de turnos, paradas de actividad y desvinculaciones.

El 48,3% del capital de la empresa pertenece a las distintas ramas de la familia Caputo. Nicolás posee un 23,8% en forma directa.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar