El Cronista Comercial

MercadoLibre pone presión en Chile con centros logísticos y flota propia

La compañía busca satisfacer las tasas de crecimiento de tres dígitos que, según afirma, está registrando tanto en ventas como en visitas al sitio en los últimos meses.

MercadoLibre pone presión en Chile con centros logísticos y flota propia

La multinacional MercadoLibre inauguró, hace exactamente un mes, su primer centro de distribución en Chile, en la comuna de Pudahuel, de 9000 metros cuadrados. Pero esa inversión era solo la punta de lanza de los ambiciosos planes que tiene la firma en el mercado chileno, pues sumará otros dos centros logísticos y, como si fuera poco, una flota propia de camionetas para el despacho a domicilio.

Toda esta estrategia de la firma nacida en Argentina está poniendo presión a los tradicionales grandes actores del comercio en Chile, como Cencosud, Falabella y Ripley, los cuales –obligados por la pandemia- han debido adelantar sus proyectos para fortalecer sus ventas a través de internet, área en la cual MercadoLibre se mueve a sus anchas.

Alan Meyer, director general de MercadoLibre en Chile

Una demostración de lo anterior tendrá lugar en el nuevo CyberMonday Chile 2020 (que se realizará entre hoy lunes y el miércoles 4 de noviembre), evento en el cual la firma estrenará una nueva estrategia de distribución que forma parte de su recién anunciado plan de logística: a través del desarrollo tecnológico, comenzará a dar a pequeñas y medianas empresas de transporte la posibilidad de distribuir los paquetes que se venden en la plataforma, complementando así el trabajo que realizan los couriers externos.

Para ello, MercadoLibre anunció la inauguración oficial de un Service Center (Centro de Distribución Zonal), ubicado en la comuna de Renca con más de 5000 metros cuadrados de superficie.

A fines de año, la compañía proyecta inaugurar una segunda bodega en San Bernardo con el objetivo de clasificar y mover más paquetes. Así, la empresa estima poder despachar más de 300 camionetas diarias en la Región Metropolitana en las semanas finales de 2020.

Con estas inversiones, la empresa busca satisfacer las tasas de crecimiento de tres dígitos que, según afirma, está registrando en los últimos meses, tanto en ventas como en visitas al sitio.

Pero eso no es todo. En 2021, la firma proyecta trasladarse a un centro de distribución más grande, con más de 50.000 metros cuadrados de superficie, en una ubicación que mantiene bajo absoluta reserva para no “alertar” a sus competidores

Según la compañía, estos centros optimizan la distribución de roles y brindan soluciones logísticas integrales, que mejoran la experiencia de compra al garantizar entregas rápidas, seguras y a menor costo. A su vez, permiten a los vendedores delegar en MercadoLibre todo lo vinculado a la entrega de productos, desde el almacenamiento y la gestión de la mercadería en depósito hasta el embalaje, el despacho y la entrega.

https://www.cronista.com/apertura-negocio/empresas/La-chilena-CCU-invertira--4500-millones-para-duplicar-su-produccion-de-cerveza-en-Lujan-20201028-0007.html

Para la empresa, estos son establecimientos modelo desarrollados con tecnología de última generación, que –afirma- están generando un fuerte impacto socioeconómico en las comunidades en las que opera en términos de empleo directo e indirecto.

90 camionetas amarillas

“Este es nuestro primer Cyber en Chile con un centro de distribución operativo. Y creemos que realmente va a marcar la diferencia. Estamos enfocados en asegurar a nuestros usuarios la mejor experiencia de compra, porque sabemos que nuestro centro permite mejorar los tiempos de entrega”, dice Alan Meyer, director general de la empresa en Chile.

Sobre la flota propia, el ejecutivo explica que, hasta la fecha, la distribución de los paquetes en Chile ha dependido de couriers externos, lo que ahora van a complementar con empresas transportistas contratadas. En una primera etapa, estará operando solo en la Región Metropolitana.

“Estamos ansiosos por comenzar a ver las primeras camionetas amarillas recorriendo las calles de la Región Metropolitana y proyectamos contar con más de 90 a fin de año. Este es un plan que venimos trabajando hace varios meses y nos tiene muy contentos poder anunciarlo justamente en una fecha tan relevante para el comercio electrónico como es el Cyber”, concluyó el ejecutivo.

Los desafíos del retail

Mientras MercadoLibre anuncia millonarias inversiones para potenciar ventas a través de Internet, las compañías tradicionales del comercio en Chile, como Cencosud y Falabella, han debido subirse rápidamente a esta nueva tendencia.

Los principales desafíos de estas compañías, ante mayores ventas por el canal online, es cumplir con las expectativas de los clientes, que se han volcado a esta modalidad la pandemia. La respuesta de las compañías no ha sido la esperada. Miles de reclamos, principalmente por retrasos en los envíos a domicilio, llevaron a la intervención del Sernac.
Pese a todo, las firmas tradicionales han anunciado importantes desembolsos para mejorar sus ventas en línea.

El desafío para las empresas es que este canal de venta seguirá en alza. Los estudios señalan que las proyecciones de crecimiento para el comercio electrónico se adelantaron entre tres y cinco años.

De acuerdo a la Cámara de Comercio de Santiago, se espera que las ventas por e-commerce totalicen u$s 9400 millones en 2020. Así, mientras la penetración del canal en 2019 fue de 7%, para 2023 se espera que se ubique en niveles de 23%.