El Cronista Comercial

Más de 400 pilotos de aéreas privadas podrían perder su licencia para operar

Exceptúan de la cuarentena a vuelos de instrucción y simuladores para que 2000 pilotos sigan habilitados. Sólo Aerolíneas tiene simulador. Las privadas deben hacerlo en aviones: cuesta hasta u$s 11.000 por piloto

Más de 400 pilotos de aéreas privadas podrían perder su licencia para operar

Las licencias de la mayoría de los 415 pilotos de las líneas aéreas privadas que operan en el país caducaron o están próximas a hacerlo, por una norma que exige tener "experiencia reciente" para volar. Esto es, haber realizado al menos tres despegues y aterrizajes en los últimos 90 días, algo que cumplen en condiciones normales. Pero, al prohibirse los vuelos regulares por el decreto de aislamiento preventivo desde el 20 de marzo, muchos pilotos ya llevan 90 días sin volar o están próximos a hacerlo.

Ayer, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, publicó la Decisión Administrativa 1061 en el Boletín Oficial, que exceptúa del aislamiento y de la prohibición de circular a la actividad de vuelo y simuladores de vuelo, "al solo efecto de mantener la experiencia reciente, con el fin de evitar la afectación de los estándares de seguridad operacional de la aviación civil en nuestro país". Aún debe ser publicada por la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) dentro de la AIC (Circular de Información Aeronáutica) para entrar en vigencia.

Así, los pilotos seguirían habilitados al realizar tres despegues y aterrizajes con los aviones que suelen operar o al hacerlo en simuladores. Se estima que en una hora pueden hacerlo, tanto en un avión como en simulador. Pero el costo no es el mismo: mientras una hora en simulador varía de u$s 370 a u$s 550, operar un avión cuesta 20 veces más, de u$s 7400 a u$s 11.000.

Sólo Aerolíneas Argentinas tiene simuladores en el país para dos modelos de Boeing, uno de Airbus y uno de Embraer, que empezó a utilizar hace dos semanas para sus 1500 pilotos. Si bien podría alquilar horas a otras aéreas para generar ingresos en un contexto de ventas casi nulas, desde Aerolíneas explicaron que, ahora, están abocados a atender a sus pilotos, con lo cual no podrían ofrecerlos a terceros por entre 45 y 60 días.

El tema no es menor. Latam tiene 220 pilotos; a la mayoría de ellos, se le vence la "experiencia de vuelo" en las próximas dos semanas. Flybondi tiene 58, todos ya sin licencia vigente. JetSmart/Norwegian cuenta con 97, pero sólo cuatro aún pueden volar. Andes tiene 40 habilitados, sólo por unos días más.

Al ser consultados por este diario, desde la ANAC explicaron que evalúan extender la vigencia de parte de las licencias, pero no de todas. De hecho, para las aéreas, una posible salida era la extensión del plazo de vigencia de 90 a 120 días, fijando requisitos al reiniciar vuelos.

Flybondi y JetSmart habían pedido hace dos semanas permiso para hacer los vuelos de instrucción, pero la normativa llegó cuando ya vencieron. Ahora, les quedan pocas opciones. Sin poder viajar fuera del país para cumplir con la norma en simuladores, sólo pueden hacerlo en sus aviones. Pero los pilotos con licencia vencida no pueden volar sin un instructor ni un inspector de la ANAC a bordo.

"No tenemos más pilotos habilitados. Sólo quedan dos opciones: que haya una prórroga o que autoricen a inspectores de ANAC para supervisar. Es muy costoso volar un avión vacío. Cuesta 20 veces más que un simulador. Pero no hay otra opción", destacó Eduardo Gaspari, COO de Flybondi.

En tanto, Gonzalo Pérez Corral, gerente general de JetSmart, explicó que, de los 97 pilotos, sólo cuatro aún pueden volar, pero tres de ellos hasta hoy. "El viernes tenemos un vuelo chárter del Gobierno peruano para repatriar peruanos y traer argentinos. Si no nos aprueban la extensión, tendremos que cancelarlo", advirtió.

Shopping