El Cronista Comercial

Maratón sustentable: una carrera hacia un lugar mejor

Cómo se transformó un evento costoso y contaminante en uno con triple impacto: social, turístico y ambiental.

Maratón sustentable: una carrera hacia un lugar mejor

Después de competir en más de 200 carreras de calle, de montaña, triatlones y duatlones, Daniel Altavilla tuvo dos revelaciones. La primera, la gran cantidad de basura que genera un evento deportivo: "Botellas de agua, enormes lonas impresas para un solo uso, miles de dorsales con el número de corredor. La lista es enorme para un encuentro de apenas un par de horas". Entendió entonces que no era compatible esa búsqueda de vida sana con el daño al medio ambiente. La segunda, que se estaba quedando sin plata por el costo cada vez mayor de sus inscripciones en carreras de montaña y triatlones, que hoy van desde los $ 4.000 hasta los U$S 750. Así que pensó: "¿Cómo sería la carrera que yo quisiera largar, sin pagar inscripción?". Y pensó más: "¿De qué forma la puedo hacer yo mismo?". Así nació, en 2017, Maratón Sustentable: un circuito de carreras de 10, 21 y 42 kilómetros, en distintos lugares del país con tres objetivos:

Social. Los corredores no pagan inscripción y también reciben, gratis, el hospedaje, los traslados internos y algunas comidas. Solo deben costearse el viaje hasta el lugar.

Turístico. La carrera busca dar visibilidad a destinos con potencial a través de las participaciones y los medios de prensa nacionales que convoca.

Ecológico. "Cuidamos cada detalle –explica–para no perjudicar al medio ambiente, con remeras ecológicas y producidas en talleres autorizados; no utilizamos motores; no imprimimos lonas; no ofrecemos botellas de plástico; los pacer [guías de los corredores de punta] son jinetes a caballo;matamos pilas [las colocan dentro de los trofeos]; toda la ambientación se hace con materiales reciclados, y el resto de los pocos elementos que empleamos son biodegradables o compostables".

Maratón Sustentable ya lleva cinco ediciones, tres en el pueblo de Tres Lagos, en Santa Cruz, ubicado entre El Chaltén y El Calafate, y dos en la localidad de Londres, en Catamarca, y tiene proyectos avanzados para desembarcar en otras provincias. El evento siempre se realiza en un fin de semana largo, con diferentes actividades como charlas de ecología, historias de vida y superación, visitas a lugares destacados. "Va mucho más allá de una carrera. Es un encuentro deportivo con impacto social y ambiental positivo, en el que buscamos concientizar sobre nuestra huella en este planeta", aclara Altavilla. Los gastos del emprendimiento son sustentados con fondos del municipio y a veces también de la provincia. Con esta movida los pueblos logran que 200 personas, entre corredores, acompañantes, prensa y miembros del staff, conozcan el lugar y luego lo compartan, junto con los diarios y canales nacionales e internacionales que cubren el evento. "La idea en la selección de los participantes es lograr la mayor pluralidad posible", detalla Altavilla, "tanto de clases socioeconómicas como también geográfica para potenciar la difusión. Ya participaron corredores de 20 provincias argentinas y de 15 diferentes países".

"Hay muchas historias interesantes que surgen en nuestros eventos", cuenta el organizador, "como una mujer que viajó por primera vez en avión a sus casi 70 años. Al ser gratuita la inscripción pudo ser parte, vendió rifas para juntar para el pasaje y la ayudaron muchos amigos". También hay corredores contagiados por la concientización ecológica que se ofrecen, por ejemplo, a donar medallas de finisher (se entregan al cruzar el arco), hechas por sus propias manos y con materiales reciclados. En la edición más reciente, por ejemplo, las hicieron con potes plásticos de mermeladas y dulce de leche como materia prima: los derritieron en el microondas hasta dejarlos planos como discos y les confeccionaron el cordel para colgarlas con retazos de telas.

En los pueblos donde desembarca Maratón Sustentable, toda la comunidad se revoluciona. En el caso de Tres Lagos, Santa Cruz, se llega casi a duplicar la población estable. Así lo ve el presidente de la comisión de fomento: "Es impresionante como cambia el pueblo cuando llega la carrera", cuenta Darío Godoy. "Estamos seguros de que quienes nos visitan se convertirán en verdaderos embajadores de Tres Lagos". En este caso, fue la primera vez que se realizó una maratón de 42 kilómetros en toda la provincia.

Hay algunas carreras de calle gratuitas, generalmente solventadas por el municipio o la provincia, y también un par de competencias donde se promueve la conciencia sustentable. De lo que no había registros, hasta ahora, era de una carrera de montaña gratis con interés social y ecológico. En tiempos en que la demanda de un cambio en el cuidado del medio ambiente es cada vez más acuciante, la Maratón Sustentable acelera para llegar primera. Y gana con esta propuesta que ofrece una conexión genuina entre correr para sentirse mejor, y correr para hacer algo mejor.

Shopping