El Cronista Comercial

Madanes Quintanilla: “No es momento de pensar en despidos, lo de Techint fue un desacierto"

El presidente de Aluar sostuvo que "hay que llamar a la reflexión” y que hay que adoptar "una actitud cooperativa".

Madanes Quintanilla: “No es momento de pensar en despidos, lo de Techint fue un desacierto

Esta mañana, Juan Madanes Quintanilla, presidente de Aluar, se refirió a las devinculaciones de Techint. “No es momento de pensar en despidos. Lo de Techint fue un desacierto, hay que llamar a la reflexión”, sostuvo en diálogo con el periodista Diego Schurman en Buen Día Continental.

No hay que enojarse con el otro, cada uno debe ver en qué puede contribuir para transitar la parte crítica de lo que está ocurriendo y pensar en cuando esto se atenúe, poder volver a un ciclo normal”, explicó.

Para el titular de la compañía, "a diferencia de otros países, los primeros resultados de la decisión de Fernández han sido favorables". "Por supuesto hay una gran tensión y ansiedad por terminar lo antes posible con todo esto", señaló.

Recesión, inflación y devaluación, la otra pandemia que ya había afectado a los balances de las empresas

El año pasado fue complicado para las empresas con operaciones en la Argentina. El consumo deprimido, el aumento del tipo de cambio y el elevado costo del financiamiento impactaron en los balances de muchas. La mayoría, salvo casos puntuales, cerraron con números en rojo.

En relación a los aumentos de precios, aseveró: "Yo hablé de actitud cooperativa. El tema de la remuneración tiene que ver con la actividad que se tiene. Tendríamos que plantear este problema de manera ordenada, el Consejo del Salario sería una buena forma de ejercerlo para ayudar a subsistir a la gente”.

Mirá también

Los números de la caída: Vicentin perdió más de $ 52.500 millones antes de su default

Se conocieron los números del balance de 2019, que la empresa presentó al juzgado de su concurso. En un año, su patrimonio neto pasó de uno positivo de $ 30.000 millones a $ 17.000 millones en negativo. La cerealera atribuyó su desplome a factores como la volatilidad macro, la devaluación del peso, el encarecimiento del financiamiento y la quita del diferencial arancelario de retenciones a la soja
Por AGUSTINA DEVINCENZI

No le tengo miedo al Estado, algunos lo ven como una medida punitiva para tirar culpas a uno o a otro. No tiene nada que ver, es un cataclismo que tenemos que manejar entre todos. Es imprescindible que el Estado juegue el partido a pleno”, indicó.

Y concluyó: "Nosotros tenemos respeto por preservar la estabilidad del trabajo, más en estos momentos".

Días atrás, la fabricante de aluminios informó a la Comisión Nacional de Valores (CNV) que “ante la situación de la pandemia, y considerando una disminución significativa en los niveles de asistencia del personal que harán sumamente difícil la operación de la actividad", ejecutó una reducción de un 25% de la producción.

"La decisión adoptada permitirá seguir operando a un nivel más bajo de producción, con un mayor nivel de seguridad dadas las condiciones imperantes. Cuando se normalice la situación se buscará retomar los niveles habituales”, señaló la empresa.

Shopping