El Cronista Comercial

Ledesma consiguió u$s 90 millones para refinanciar su deuda

El préstamo se utilizará en el pasivo de corto plazo y también para inversiones en sus negocios de azúcar y papel. El crédito, extensible a u$s 110 millones y con siete años de plazo, fue otorgado por el banco neerlandés FMO.

A 30 años de la caída del muro de Berlín, el mundo cambió; la Argentina no

Ledesma consiguió un préstamo por u$s 90 millones, que destinará a refinanciar deuda de corto plazo, recomprar obligaciones negociables (ON) e inversiones en sus negocios de azúcar y papel.

El crédito será otorgado por el Nederlandse Financierings-maatschappij voor Ontwikkelingslanden (FMO). En tanto, el Coöperatieve Rabobank U.A. fue contratado como asesor financiero de la transacción. El monto es extensible hasta u$s 110 millones, con plazo de siete años y dos de gracia.

"El préstamo tiene básicamente tiene dos propósitos. Por un lado, refinanciaremos la deuda de la compañía, que era de muy corto plazo. Así logramos extender la vida media de los pasivos. Además, haremos inversiones dentro del plan Génesis XXI, con el que buscamos mejorar la competitividad de la compañía por medio de una mejora en la eficiencias, incorporación de tecnología y procesos de automatización", explicó a El Cronista Javier Goñi, CEO de Ledesma e indicó que el financiamiento es una muestra de apoyo a la compañía.

La empresa de la familia Blaquier tiene en ejecución un plan agrícola que permitirá aumentar la productividad en sus fincas de caña de azúcar mediante la incorporación de infraestructura y nuevas tecnologías aplicadas. Además prevé una ampliación en el equipamiento de producción de resmas sustentables para exportaciones de papel.

El ejecutivo destacó que las conversaciones con Rabobank para acceder al financiamiento comenzaron en octubre del año pasado. Durante el proceso, Ledesma se sometió a diversas auditorías financieras y ambientales.

Goñi destacó que la compañía está atravesando un proceso de reducción de deuda y de mejora de la ganancia operativa.

Según los últimos estados financieros presentados por Ledesma, cerrados el 28 de febrero, la firma sufrió el impacto de la devaluación del peso y las altas tasas. Así, la compañía presentó pérdidas por $ 1031 millones, a pesar de haber mostrado una ganancia operativa de $ 943,6 millones. La diferencia se explicó, principalmente, por el efecto que la devaluación tuvo sobre la deuda en dólares de la empresa.

En la zafra de este año, la compañía esperaba aumentar su producción un 6%, gracias a un incremento del rendimiento por hectárea.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo