El Cronista Comercial

Las líneas aéreas perderán más de u$s 3000 millones por no poder volar hasta septiembre

Es el cálculo de IATA, la agencia internacional del sector. La entidad asegura que la mayoría de los países prevé reabrir los mercados aéreos en mayo o junio. Busca que el Gobierno revea su decisión. Peligran 18.400 empleos, alertó

Las líneas aéreas perderán más de u$s 3000 millones por no poder volar hasta septiembre

La decisión del Gobierno de permitir vuelos recién a partir de septiembre, ante la pandemia del coronavirus, ocasionará mayores pérdidas a las aéreas que operan vuelos domésticos e internacionales en el país.  

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) estimó que, de reanudarse recién en septiembre las operaciones, como se fijó oficialmente el fin de semana, las líneas aéreas perderán u$s 805 millones en ingresos adicionales. “Habíamos estimado un impacto de u$s 2272 millones en las ventas de las líneas aéreas en el mercado argentino, en caso de que los vuelos se reactivaran en mayo. Al extenderse la fecha de reinicio hasta septiembre, proyectamos que esas pérdidas en ingresos ascenderán a u$s 3074 millones”, destacó Peter Cerda, vicepresidente para América de la IATA, que nuclea a compañías aéreas de todo el mundo, esta tarde en conferencia virtual desde Miami con medios de la región, de la que participó El Cronista

Además, precisó que la reapertura del mercado en mayo suponía una pérdida de u$s 1137 millones en aportes de las aéreas al PBI argentino (tanto por vuelos de cabotaje como internacionales), cifra que, con la nueva fecha de septiembre, se amplió a u$s 1517 millones. Además, precisó que los puestos de trabajo en riesgo del sector se estimaban en 13.800 hasta mayo, cálculo que ahora también se aumentó a 18.400. “Estas proyecciones suponen que todas las compañías sigan operando luego y no dejen el mercado”, aclaró Cerda. 

“En la mayoría de los países se habla de reabrir los mercados en mayo o junio, en función de la evolución de la crisis sanitaria. La Argentina fue el único país que superó julio al fijar fecha de reapertura en septiembre. Ningún otro país prohibió los vuelos tantos meses”, comentó el vicepresidente para América de IATA. Y agregó: “Esperamos que puedan revisarlo para fijar una fecha más similar al resto del mundo, que se vaya ajustando según los riesgos”.

Cerda destacó la importancia de las medidas implementadas por gobiernos en todo el mundo para asistir a las aéreas en esta crisis global inédita, “de la cual llevará muchos años recuperarse”. 

“La industria aerocomercial será totalmente distinta a la previa a esta crisis. No habrá la misma cantidad de vuelos ni tampoco de demanda cuando se reinicie, algo que puede suceder en mayo, junio o julio. Por eso, se solicita ayuda para la industria durante el período en que no pueden volar, para asegurar que cuando los mercados se reabran haya el mayor número de compañías que puedan reiniciar vuelos”, explicó Cerda.

En algunos países aún no hubo apoyo y hay riesgo de que algunas aéreas no puedan recomenzar luego operaciones o las internacionales no vuelvan a conectar, posiblemente, a esos mercados. Por eso, la posición del Gobierno es tan crítica”, dijo Cerda, sin mencionar a ningún país en particular.

Sin embargo, destacó luego el ejemplo de la Argentina, donde “Air New Zealand ya anunció que no volverá a operar a ese mercado cuando se reabra. Es el primer ejemplo”, destacó.

Sobre la Argentina, en particular, destacó: “En numerosas ocasiones expresamos nuestras intenciones de trabajar con el Gobierno argentino, es un mercado de suma importancia. La Argentina depende del transporte aéreo para estar conectado dentro del país, con la región y el mundo. Ya enviamos dos cartas, una al ministro de Transporte (Mario Meoni) y otra al Presidente (Alberto Fernández). El Gobierno activó un grupo de trabajo Covid-19, por el cual se hizo una reunión. Aún no sabemos si es grupo será estratégico para desarrollar planes de acción”, comentó Cerda 

Al mismo tiempo, destacó la necesidad de “revisar las medidas implementadas, sino, el impacto será grande. La Argentina se verá incomunicada con el resto de los países. En Europa, ya se habla de una próxima reactivación de lo mercados aéreos. Muchos países también lo evalúan en América latina. La Argentina no puede quedarse atrás. La industria puede aportar mucho a la reactivación económica y podemos colaborar con el Gobierno si nos da la oportunidad”, agregó Cerda.

IATA, las cámaras argentina (Jurca) y regional (ALTA) de líneas aéreas enviaron cartas al Gobierno, tras la resolución que postegró a septimbre la fecha de reinicio de operaciones.

Desde la ANAC aseguraron a El Cronista días atrás que, si la cuarentena se levanta antes y Salud se lo permite, habilitaría la posibilidad de que las aéreas vuelvan a despegar previo a ese mes.

Cerda también comentó que están trabajando en protocolos de acción para el transporte aéreo cuando vuelva a operar. “Se está evaluando cómo operar. si hay que bloquear el asiento del medio o no, algo que tendría un gran impacto para la viabilidad de los vuelos. Creemos que las principales medidas deben estar en tierra, para confirmar si el pasajero está o no en condiciones de volar, con chequeos de sanidad en aeropuertos. No hay evidencias de pasajeros que se hayan contagiado de Covid-19 en los aviones. La confianza de los pasajeros para la reactivación será importante”, aclaró. Estiman que, en primer término, se reactivaría la demanda doméstica, luego la regional y, por último, la de vuelos de largo alcance.

Shopping