El Cronista Comercial

Las claves de una economía circular en cuatro ruedas

Como las demás industrias, la automotriz busca su propia manera de hacerse cargo de su huella ambiental. Trabajo transversal, capacitación y concientización algunos de los datos a tener en cuenta.

Las vacaciones en la Costa Atlántica pueden costar la mitad que en Brasil

Las automotrices lo saben y cada una impulsa su estrategia para trabajar con conciencia y transitar el cambio. Pero no basta con poner en prácticas acciones aisladas, se trata de activar internamente un cambio de paradigma. Desde VALOR RSE+Competitividad, una iniciativa impulsada por la AMIA con el patrocinio del BID y el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), explican que es necesario ayudar a las empresas a ejecutar prácticas sostenibles que, al mismo tiempo, aporten valor para su competitividad. Este programa se enfoca sobre todo en capacitar a los equipos de abastecimiento, distribución, comercial y de sostenibilidad, generado auditorías, capacitación y asistencia técnica.

Así, por ejemplo, en 2015 Toyota lanzó a escala global el Desafío Ambiental 2050, un plan para reducir el impacto durante la fabricación y conducción de vehículos, y a nivel local la empresa involucró a sus concesionarios en un programa de auditorías de riesgos ambientales para implementar proyectos sociales en distintas localidades del país. "La idea es que todos nuestros proveedores y concesionarios alcancen la ISO 14001", explica Fernando Lema de Toyota Argentina. En este marco, un caso especial es el de la concesionaria oficial Toyota Yacopini, situada en Mendoza, que desarrolló de la mano de VALOR de AMIA su primer Programa de Capacitación en Sustentabilidad junto a 43 concesionarios de todo el país y se focalizó en el reciclaje de residuos contaminantes propios del sector automotor. Así lograron dar respuesta a la deposición de neumáticos y generar una alianza con Xinca, para convertir esos residuos de neumáticos en zapatillas, mochilas, cobertores y fundas para 4×4. Además de la reutilización del desecho, se generaron oportunidades económicas y sociales para personas que no tienen acceso a un trabajo. Esto es economía circular, funcionar en equipo con proveedores y aliados. Hasta el momento se reciclaron 650 kg de caucho neumáticos (que se convirtieron en 2200 pares de zapatillas y 400 mochilas) y 250 metros de tela de jean recuperada y reciclada convertidos en 150 cobertores de Hilux.

Fernando Passarelli, coordinador de VALOR, explica que "Las responsabilidades extendidas de la cadena de valor presentan un verdadero desafío para las empresas, pero también una oportunidad competitiva que posicionará en el mediano plazo a aquellas que asuman un rol protagónico en la gestión sustentable de su negocio". Además, destaca el especialista que "la interdependencia de las empresas con su cadena de valor posibilita esquemas integrados como paso previo a la implementación futura de una economía circular que contemple el ciclo de vida de los productos y servicios que se ofrecen al mercado."

Otro caso local es el de Scania, que con la llegada de la nueva generación de camiones adaptó su sistema productivo en la fábrica de Tucumán. Así, entre otras iniciativas, se desarrolló un sistema de tratamiento de residuos, aceites y virutas metálicas, que se separan para ser reutilizados. "Tenemos un proceso mecanizado de piezas de acero del cual salen unas 200 toneladas mensuales de virutas residuales. Para reutilizarlas se las envía a acerías donde las vuelven a fundir para hacer materia prima que se reutiliza, en parte, como material bruto para mecanizar, y otra parte se dispone para otros tipos fines de otros clientes", detalla Matías Onaga, responsable de procedimientos de reciclaje y tratamiento de residuos de la planta.

La fábrica cuenta también con una planta de tratamiento de efluentes cloacales e industriales, que les permite reutilizarlos para el riego de suelos de fincas aledañas.

Gastón Marciano, coordinador de Medioambiente de Bridgestone, explica que "actualmente estamos reciclando compuestos que antes eran basura industrial. Recuperamos principalmente carcasas, talones, goma no procesada, hilos de cubierta, pared y banda de rodamiento negro de humo", además, agrega Marciano que durante 2019 se firmó un acuerdo con la cementera Loma Negra para reutilizar 200.000 litros de agua filtrada en su fábrica. "El acuerdo con Loma Negra significa un ahorro equivalente al agua que consumen diariamente 625 familias de cuatro personas, es un convenio que potencia a las dos empresas porque hace que Bridgestone ceda a la cementera miles de litros por día, descartada de su proceso productivo, para reutilizarse en la elaboración de hormigón. El diseño y la obra se realizó prácticamente en su totalidad con materiales 100% reciclados". El grupo PSA también impulsa práctica tendientes a construir una economía circular o colaborativa, Rodrigo Pérez Graziano, director de Relaciones Externas AmLat de PSA (Peugeot, Citroën y DS), explica que "Trabajamos con proveedores especializados en servicios para la gestión del proceso de separación de residuos de embalajes como la madera, cartón y nylon; y en lo que va del año ya reciclamos 250 toneladas de madera y 96 toneladas de cartón". Además, agrega Graziano, este año sumaron la reutilización de los aceites industriales a través de otro proveedor externo. Una importante reducción de los costos y una mejora para el medio ambiente.

En el caso de General Motors, que desde hace años desarrolla iniciativas tendientes disminuir su impacto, explican que reciclan el 100% de los residuos que genera su proceso de producción: "el 85% es enviado a reciclar para poder incorporarse nuevamente a la cadena productiva, y el 15% restante se incinera y se realiza vitrificado de cenizas que a su vez son utilizadas en la elaboración de otros productos, completando el ciclo de reciclado", amplía Norberto Tinazzo, responsable de Medioambiente de la automotriz nortamericana, y destaca que el Complejo Automotor de General Motors ubicado en Santa Fe desde 2011 mantiene la certificación de Landfill Free, evitando el envío de desechos a rellenos sanitarios.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo